Última hora

Última hora

El descubrimiento de la pirámide de Keops quizás no es tan nuevo

Un conocido egiptólogo aswgura que la misión ScanPyramids no ha descubierto nada nuevo

Leyendo ahora:

El descubrimiento de la pirámide de Keops quizás no es tan nuevo

Tamaño de texto Aa Aa

Según un estudio publicado hoy por la revista Nature, la utilización una técnica innovadora de escaneado con rayos cósmicos ha permitido identificar una extraña cámara vacía en el corazón de la pirámida más célebre.

El descubrimiento está liderado por la organización ScanPyramids y ha sido llevado a cabo por un grupo internacional de científicos.

La investigación, liderada por expertos de Japón, Francia y Egipto, ha conducido al hallazgo de una gran cámara vacía en la mayor de las pirámides de Giza y podría ayudar a explicar cómo se levantó este espectacular monumento.

Estudio publicado en la revista Nature

En imágenes: descubrimiento de la misión Pyramid Scan

Cosmic-ray imaging finds hidden structure in Egypt’s Great Pyramid

La Gran Pirámide, la edificación más importante del Reino Antiguo, fue levantada durante el reinado de Khufu (2550 a.C. a 2527 a.C.), segundo faraón de la IV Dinastía, a quien Herodoto llamó Keops, pero los expertos desconocen aún las técnicas precisas de construcción.

Para descubrir la misteriosa cavidad los científicos analizaron las imágenes generadas por una partícula cósmica conocida como muon, que se activa cuando partículas subatómicas procedentes del espacio exterior entran en contacto con la atmósfera terrestre.

La partícula muon presenta diferentes trayectorias cuando penetra la piedra o atraviesa el aire, lo que permite a los investigadores detectar cavidades en estructuras sólidas, como la descubierta en la Gran Pirámide.

Esta gran cámara vacía se estima que tiene unos 30 metros de largo y presenta una sección transversal similar a la de la Gran Galería, que se localiza justo debajo de la nueva cavidad.

No está claro aún cual es su estructura exacta o función, pero los expertos confían en que su estudio puede llevar a entender más adelante el proceso de construcción de la mayor pirámide de Giza.

La cavidad, bautizada como “ScanPyramids Big Void”, fue observada por primera vez a través del uso de “películas de emulsión nuclear instaladas en la Cámara de la Reina”, que fueron examinadas en la Universidad Nagoya de Japón, explican los autores en el texto publicado por Nature.


Después, expertos de la Organización de Investigación del Acelerador de Alta Energía KEK, en Tsukuba (Japón), confirmaron su existencia con un detector de rayos cósmicos u “hodoscopio”, también instalado en la Cámara de la Reina.

Por último, refrendaron el hallazgo de “ScanPyramids Big Void” con “detectores de gases instalados en el exterior de la pirámide” por la Comisión Francesa de Energía Atómica (CEA) de la Universidad Paris Saclay (Francia).

“En consecuencia, esta gran cavidad ha sido detectada con un alto grado de fiabilidad por tres tecnologías de (partículas cósmicas) muon diferentes y tres análisis independientes”, destacan los autores.

Los resultados, agregan, representan un “gran avance” para conocer más detalles sobre la Gran Pirámide y sobre “su estructura interna”.

“Aunque no hay aún información sobre la función de esta cavidad, estos descubrimientos demuestran que la física de partículas moderna puede arrojar luz sobre el patrimonio arqueológico mundial”, resaltan los expertos.

Sin embargo el conocido experto egipcio Zahi Hawass se apresuró a rechazar el pretendido descubrimiento, asegurando que cualquiera que conozca cómo se construyeron las pirámides sabe que tienen muchas zonas huecas en su interior, que permitían la construcción de las galerías.

Para terminar de echar el jarro de agua fría sobre la misión ScanPyramids dijo que el espacio de 30 metros que han encontrado ya fue mencionado por Dieter Arnold hace 25 años.

euronews/ EFE