Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

"Don Carlos" en la Ópera Bastilla, hasta el 11 de noviembre


musica

"Don Carlos" en la Ópera Bastilla, hasta el 11 de noviembre

En asociación con

La Ópera Bastilla de París estrena la nueva temporada con una producción estelar: Don Carlos de Verdi. Coincidiendo con su estreno mundial hace 150 años, su obra maestra, la más oscura de todas, aparece en su versión original: cinco actos y libreto en francés. El elenco es sensacional, con Jonas Kaufmann como Don Carlos.

El codiciado tenor Jonas Kaufmann es el príncipe Carlos, y la soprano estrella Sonya Yoncheva debuta como su amor frustrado: Isabel de Valois: Élisabeth, en el libreto.

Amor, idealismo político, traición, intriga, y la historia del siglo de oro español son los protagonistas de la intriga. En ella se narra la vida del príncipe Carlos (1545-1568), cuya prometida, Isabel de Valois se casó, en lugar de con él, con su padre, el Rey Felipe II, de acuerdo con el tratado de paz que puso fin al conflicto que enfrento en Italia a las casas de Habsburgo y Valois. Son cinco horas de intriga en pentagrama en las que aparecen asimismo la Contrarreforma, la Inquisición y la rebelión calvinista.

La soprano Sonya Yoncheva confiesa que, “esta gran historia de amor entre ella y Don Carlos, la tentación, la pasión que bulle en ambos y la imposibilidad de vivirla”, le ha encantado.

Para celebrar el 150 aniversario del estreno de esta obra maestra en París se ha escogido el libreto original en francés.

Verdi trabajó en él durante más de dos décadas. Curiosamente, hoy en día la versión más conocida no es ésta, sino la italiana.

Es la primera vez que Kaufmann interpreta a Don Carlos en francés, y según él, la obra en este idioma “cambia bastante. Los personajes son un poco más flexibles, un poco más delicados. Me da casi la sensación de que se han vuelto menos dramáticos, y es por el francés, que es más sutil, más delicado que el italiano, un idioma más… jugoso, más musculoso”.

Sonya Yoncheva se deleita, por su parte, con “un aria magnífica” para la soprano, que ella describe como “un momento de reflexión, un momento íntimo para Élísabeth. Es un papel lírico, completo, que muestra toda una paleta de colores.”

Verdi escribió esta obra épica en cinco actos basándose en el drama del poeta y dramaturgo alemán Friedrich Schiller

Aunque el título sea “Don Carlos”, no hay grandes solos para el protagonista, algo que Kaufmann lamenta. “Es una pregunta muy interesante: ¿Qué podría decirle a Verdi si hubiera asistido al estreno hace 150 años? Es interesante porque, al principio, Verdi quería componer un gran aria para Don Carlos en el quinto acto. Pero cuando conoció al tenor, no le convenció. Cambió de opinión y en su lugar, compuso un aria para Élisabeth. Yo le hubiera dicho dicho: “Por favor, escriba un aria para el tenor, ¡después de todo, la ópera se llama Don Carlos!”.

A pesar de ese gran aria para tenor inexistente, hay fragmentos en la partitura que brillan con luz propia. Sonya Yoncheva destaca “un dúo con Don Carlos, absolutamente sublime, con una música… llena de humanidad”, titulado “Au revoir dans un monde ou la vie est meilleur” (“Hasta la vista en un mundo donde la vida es mejor”, ndrl).

El final será inevitablemente, dramático. Kaufmann cuenta que “casi tienes la impresión de que Verdi ha encontrado una manera de llegar al cielo, vemos las escaleras que van subiendo lentamente. Ambos saben que su historia sólo puede terminar en muerte.”

Selección del editor

siguiente artículo
La ópera de Verdi en el Liceo de Barcelona

musica

La ópera de Verdi en el Liceo de Barcelona