Última hora

Última hora

El trágico destino de los presidentes de Cataluña

Leyendo ahora:

El trágico destino de los presidentes de Cataluña

El trágico destino de los presidentes de Cataluña
Tamaño de texto Aa Aa

Maarten de Jongh, un usuario de Twitter neerlandés alineado con las posturas independentistas, ha publicado un texto en el que resume el difícil historial de los presidentes de la Generalitat desde la restitución del gobierno catalán en 1914, en el que hay pocas excepciones. Carles Puigdemont se convirtió en enero de 2016 en el ‘president’ número 130. Después de haber sido cesado y acusado de rebelión, sedición y malversación, ¿podría ser el último en unirse a esta lista?


Esta ha sido la trayectoria de los ‘presidents’ mencionados en el tuit:

Enric Prat de la Riba, presidente de la Mancomunidad de Cataluña de 1914 a 1917. Autor de “La nacionalitat catalana”, Prat no era independentista, pero fue un exponente del pensamiento catalanista. Fue acusado de rebelión y encarcelado dos días en 1902 cuando era director de la Veu de Catalunya que dio voz a la Lliga Regionalista, partido político al que se culpó de haber promovido la huelga general en Barcelona de ese año.

Josep Puig i Cadafalch, presidente de la Mancomunidad de Cataluña de 1917 a 1924. Más que por su trayectoria política, Puig i Cadalfach es recordado como uno de los arquitectos más importantes del modernismo catalán. Por miedo a las represalias tras la guerra civil española, escondió todo su archivo personal con documentos de la Mancomunidad y Prat de la Riba en una doble pared en su casa. Estuvo exiliado en Francia entre 1936 y 1942. A su regreso, el régimen franquista le prohibió volver a ejercer como arquitecto.

Francesc Macià, presidente de la Generalitat de Cataluña entre 1931 y 1933. En 1926 desde el exilio en Perpiñán, organizó una incursión de voluntarios para invadir Cataluña desde Francia. El régimen de Miguel Primo de Rivera consiguió abortar la misión antes de que traspasara la frontera y desterró a Macià a Bélgica. En 1931, participó en la fundación de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el 14 de abril de ese año como ‘president’ proclamó la República Catalana que duró tres días. Macià murió siendo jefe del Ejecutivo catalán por apendicitis, a la edad de 74 años, en 1933.

Joan Casanovas, ocupó interinamente la presidencia de la Generalitat desde la muerte de Macià hasta que tomó el relevo Lluís Companys. También fue uno de los fundadores de ERC. Participó en el complot de noviembre de 1936 para apartar a Companys de su cargo. Fue presidente del Parlamento catalán desde 1933 hasta 1938. Intentó declarar la neutralidad de Cataluña bajo la protección de Reino Unido y Francia en 1937 durante la guerra civil sin éxito. Terminó en el exilio en Francia en 1938.

Lluís Companys, presidente de la Generalitat entre 1933 y 1934 y, en el exilio, entre 1936 y 1940. El 6 de octubre de 1934, Companys declaró el Estado catalán que duró diez horas. Se refugió en Francia tras la victoria del general Francisco Franco en la guerra civil, pero fue detenido, entregado al Gobierno español y fusilado en 1940.

Josep Irla, presidente de Cataluña entre 1940 y 1954. En 1939, con el final de la guerra civil y la victoria de Franco, Irla, entonces presidente del Parlamento catalán, fue al exilio como el resto de las autoridades catalanas. Desde allí, formó un Govern en Francia, que presidió desde el fusilamiento de Companys y que nunca pisaría el edificio de la Generalitat en Barcelona.

Josep Tarradellas, presidente de la Generalitat entre 1954 y 1980. Fue elegido en el exilio y regresó a España para presidir la primera preautonomía catalana, entre 1977 y 1980, en el período de transición democrática en España.

Jordi Pujol, jefe del Ejecutivo catalán desde 1980 hasta 2003. En 1960, fue detenido por participar en protestas contra el régimen de Franco y pasó dos años y medio en prisión. Fundó el partido Convergencia Democrática de Cataluña en 1974 y llegó a la presidencia como candidato de Convergencia y Uniò (CiU). Años después de que terminara su presidencia, su familia se ha visto salpicada por escándalos de corrupción. Pujol reconoció haber ocultado dinero a la Hacienda Pública en cuentas en el extranjero durante 34 años. Su hijo Jordi Pujol Ferrusola fue condenado a prisión incondicional por blanqueo de dinero y evasión de capitales en abril de 2017.

Pasqual Maragall, presidente de la Generalitat entre 2003 y 2006. Llegó a ser ‘president’ con el Pacto de Tinell para un Gobierno catalanista y de izquierdas entre el Partido Socialista de Cataluña (PSC), Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) e Inciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA). Decidió no volverse a presentar como candidato de PSC en 2006.

José Montilla, presidente de Cataluña entre 2006 y 2010. También socialista, tuvo un mandato marcado por los recortes del Tribunal Constitucional al nuevo Estatuto de Autonomía.

Artur Mas, presidente del Ejecutivo catalán entre 2010 y 2016. Convocó la consulta sobre la independencia de Cataluña del 9 de noviembre de 2014. Por ello, el Tribunal Superior de Justicia le ha condenado a dos años de inhabilitación, acusado de desobediencia al Tribunal Constitucional.