Última hora

Última hora

2017, annus horribilis para el vino en España, Italia y Francia

En 2017, la producción mundial de vino descendió un 8,2%.

Leyendo ahora:

2017, annus horribilis para el vino en España, Italia y Francia

Tamaño de texto Aa Aa

a producción mundial de vino en 2017 será recordada por ser “históricamente baja”, según las estimaciones de la Organización Internacional del Vino. La OIV, con sede en París, estima que los volúmenes producidos serán aún más bajos que nunca durante más de 50 años. De hecho, la producción mundial de vino pasaría de 268,8 a 246,7 millones de hectolitros, una disminución del 8,2% con respecto a 2016. Esto es especialmente llamativo en Europa Occidental, que este año se ha enfrentado a unas condiciones meteorológicas adversas.

Europa, la más afectada

La caída será particularmente severa para los mayores productores de vino del mundo. La producción cayó un 23% en Italia, un 19% en Francia y un 15% en España. En conjunto, estos tres países tienen un déficit de más de 25 millones de hectolitros (Mhl) en comparación con 2016. Los eventos extremos climáticos como las olas de calor en España, las heladas en Italia y el granizo en Francia contribuyeron a este pobre crecimiento en 2017, sin olvidar el primer factor: una sequía generalizada.

En Francia, mientras que algunos viñedos han resistido mejor, otros han sufrido especialmente, como en Burdeos, donde casi la mitad de las uvas no han alcanzado la madurez. Prácticamente todos los campos de cultivo han visto disminuir su producción, excepto Borgoña, que ha resistido mejor.

En otros lugares de Europa, la producción en Alemania también cayó bruscamente, un 10% menos que el año pasado. Otros países como Austria (+24%), Portugal (+10%) y Hungría registraron un balance mucho mejor. Según las estimaciones de la OIV, Rumanía aumentará su producción en un 64%, con 5,3 Mhl en 2017 frente a los 3,3 Mhl de 2016.

En el resto del mundo, menos impacto

En América del Sur, el 2017 parece que será mucho mejor que el año anterior, que había sufrido particularmente por el evento climático de El Niño. La producción brasileña subió 169% de 1,3 Mhl en 2016 a 3,4 Mhl este año. También en Argentina, donde los volúmenes aumentaron un 25%.

En Estados Unidos, las estimaciones de la OIV deberán revisarse. Los incendios que se produjeron en California el pasado mes de octubre no se incluyeron en los cálculos. Miles de hectáreas se han quemado en las regiones vitivinícolas de Sonoma y Napa. Algunos viticultores han estimado que su cosecha de 2017 podría verse comprometida.

Sudáfrica, con 10,8 Mhl, registró un ligero aumento de la producción. En Oceanía, la producción australiana aumentó un 6%, de 13,1 a 13,9 Mhl. Nueva Zelanda registró una disminución del 9% (de 2,9 a 3,1 Mhl)

El consumo se mantiene estable

En cuanto al consumo mundial de vino en 2017, la OIV, que no tiene cifras definitivas para este año, estima que se situará entre 240,5 millones de hectolitros y 245,8 Mhl. Según esta estimación, se espera que el consumo se mantenga o incluso aumente ligeramente con respecto al nivel del año pasado.