Última hora

Última hora

El renacimiento de Benjamin, superviviente del Bataclán

Entrevista con Benjamin Vial, superviviente del tiroteo en la sala de conciertos Bataclán de París. Dejó testimonio en un libro de su lento renacimiento.

Leyendo ahora:

El renacimiento de Benjamin, superviviente del Bataclán

Tamaño de texto Aa Aa

Dos años después de los ataques en París, los supervivientes de estos asesinatos en masa sin precedentes están reconstruyendo sus vidas lo mejor que pueden.

A algunos, escribir les ayudó a superar esta prueba. Benjamin Vial es uno de ellos. Arquitecto y músico, estuvo con su esposa en Bataclán en el momento de los ataques del 13 de noviembre de 2015. Ambos han estado a punto de morir. Afortunadamente, no fueron heridos físicamente, pero psicológicamente, es una historia diferente.

-Acabas de publicar un libro llamado “Fragments post-traumatiques” (Fragmentos postraumáticos). Es un cuaderno de bitácora bastante doloroso que relata su lento y largo renacimiento ¿Cómo le va hoy?

Benjamin Vial: Hoy me va bastante bien. De hecho, ha sido un largo viaje para recuperar la confianza en la vida y el espacio que me rodea.

-Al leer su libro, nos damos cuenta de que su visión del mundo ha cambiado inevitablemente ¿Qué le hizo salir de esa situación? ¿Música, amigos, literatura?

Muy pronto nos dimos cuenta de que los vínculos con muchas cosas se habían perdido y que necesitábamos reconstruir nuestro entorno. Ya sea con nuestros amigos o con todo lo que nos era familiar antes. He visto a mucho a mis amigos y me he divertido mucho. Es algo que me ha ayudado enormemente.

-Usted dice que se resistió antes de acudir a los especialistas para que le ayudaran, ¿cuál fue el motivador?

En realidad, no tuve elección. Lo perdí todo. Un mes, un mes y medio después de los bombardeos, no podía controlar nada. Tuve reacciones completamente incontroladas, temores irracionales y no veía cómo podía salir de eso si no volvía con los médicos que había visto desde el principio, que me dijeron que no los necesitaba en primer lugar.

-Cada capítulo de su libro comienza con una crónica de los ataques yihadistas cometidos en cualquier lugar del mundo, casi todos los días ¿Por qué esta macabra cuenta atrás?

De hecho, fue como un sonido de fondo de mi vida, una letanía de ataques que se produjeron en todo el mundo, también me permitió relativizar lo que me había sucedido diciéndome a mí mismo que no era el único en esta situación, que no sólo ocurría en París, que no sólo estaba en Francia, en Europa, sino que era realmente global, lo que me permitía darme una especie de universo.

-Frente a esta ola de terror, podría haberse inclinado por sentimientos de odio y venganza, ¿qué le ha frenado?

En primer lugar, no lo encuentro constructivo. Además, no es mi carácter y no sé a quién culpar. Obviamente, hay responsables, pero ¿qué haría eso?

-Dice que hay muchas cosas que no ha escrito en este libro. No se habla mucho de los terroristas en París, ¿qué espera de un eventual proceso?

Espero añadir piezas a mi rompecabezas, a todas las preguntas que me hago a mí mismo que podrían hacerme avanzar. Es verdad que no me importaría saber por qué ese objetivo, ese lugar, ese día, y ese concierto. Me gustaría saber, es curiosidad, saber cómo van las cosas, para poder seguir reconstruyendo toda esta historia.

-¿Y crees que la justicia tendrá éxito?

La estoy dejando trabajar. No me engaño demasiado a mí mismo. No estoy seguro de eso.