Última hora

Última hora

Crisis de refugiados en Papúa Nueva Guinea

Leyendo ahora:

Crisis de refugiados en Papúa Nueva Guinea

Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades de Papúa Nueva Guinea enviaron autobuses y vehículos policiales al desmantelado centro para inmigrantes en la isla Manus que está ocupado por más de 400 solicitantes de asilo y refugiados.

Uno de los inmigrantes, el periodista iraní refugiado Behrous Boochani comentó la situación desde el interior del campo: “Los funcionarios de Inmigración y la policía volvieron para romper el depósito de agua y ahora ya ven que están rompiendolo todo, para vaciar toda el agua que quedaba dentro”.

Son 420 los inmigrantes que permanecen en el centro de la isla de Manus dos semanas sin agua, alimentos ni servicios básicos, dos semanas después de que las autoridades decretaran el cierre de las instalaciones.

La agencia de la ONU para los refugiados (Acnur), ha calificado la situación de “emergencia humanitaria”. Acnur denunció que algunas de las instalaciones no están listas por no tener suficientes camas o médicos para atender a los cientos de “sin papeles”.

La semana pasada el Tribunal Supremo papú, que en 2016 declaró ilegal el centro de Manus, negó una petición para que se restauraran los servicios básicos en este lugar. El ministro papú de Inmigración, Petrus Thomas, aseguró que “no habrá un desalojo por la fuerza, pero que los refugiados tienen que irse.