Última hora

Última hora

Rohaní promete ayudas y préstamos a los damnificados del terremoto

Leyendo ahora:

Rohaní promete ayudas y préstamos a los damnificados del terremoto

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos 530 muertos y 7.800 heridos. Es el último balance de víctimas del terremoto de 7,3 grados del domingo en el oeste de Irán, en la frontera con Irak. Los equipos de rescate han recuperado varios cadáveres en las últimas horas de entre los escombros de unas 30.000 viviendas destruidas.

La localidad de Sarpul Zahab, de 85.000 habitantes, es la más afectada.

“Al principio, solo hubo un ligero temblor. Nos preguntábamos qué haríamos cuando llegara el segundo. Mi hermano quedó atrapado bajo los escombros. Cuando los socorristas lo sacaron, una hora después, era demasiado tarde. Murió”, explica Ali Moridi, superviviente del terremoto.

“He perdido a tres personas. Uno de los miembros de mi familia está herido y otros tres están muertos: mi hijo, mi nuera y mi nieto”, cuenta Sufi Albasel, superviviente del terremoto.

Y hasta Sarpul Zahab se ha desplazado el presidente iraní, para supervisar las tareas de rescate y reparto de ayuda. Hasan Rohaní ha asegurado que el Gobierno ha movilizado todos los medios a su alcance y ha prometido préstamos a los damnificados. Sin embargo, tanto afectados como autoridades locales lamentan que los esfuerzos del Estado son insuficientes.

Decenas de miles de personas pasarán una nueva noche en la calle, los más afortunados en tiendas de campaña. Proporcionarles un techo, calefacción y comida son las necesidades más urgentes.