Última hora

Última hora

Hasni Abidi, arabista: "un enfrentamiento entre Hezbollah e Israel no es descartable"

Leyendo ahora:

Hasni Abidi, arabista: "un enfrentamiento entre Hezbollah e Israel no es descartable"

Tamaño de texto Aa Aa

Hasni Abidi es politólogo, especialista en el mundo árabe y director del Centro de Estudios y de Investigación sobre el Mundo Árabe y Mediterráneo en Ginebra.

- Audrey Tilve, Euronews: Muchos creen que Arabia saudí ha presionado a Saad Hariri para que dimita. Sin embargo es suní y tiene la doble nacionalidad libanesa y saudí, está muy vinculado a Riad. Así que ¿para qué podría servir su dimisión a los intereses saudíes?

- Hasni Abidi, director del CERMANN: Arabia Saudí, con una nueva dirección, tiene un tono muy diferente al de sus predecesores en un contencioso muy importante con Irán y Hezbollah. Hezbollah es un actor importante en el seno del parlamento y del gobierno libanés, está muy vinculado a Irán y Arabia Saudí, quiere castigar a la vez a Hezbollah, privarle de su participación en el poder.
Y la dimisión de Saad Hariri, y por supuesto el hecho de que haya sido anunciada en Riad, es un mensaje directo a Hezbollah, a los libaneses y también a los iraníes.
Probablemente se trata de un chantaje ejercido sobre Saad Hariri porque es el hombre fuerte del Líbano pero también el hombre de los saudíes.

- Euronews: ¿El Líbano está condenado a ser un peón a estas dos potencias que son Irán y Arabia Saudí, dos potencias que libran una lucha de influencia cada vez más feroz, como vemos en Siria y en el Yemen?

- H.A.: El Líbano es rehén de un antagonismo entre los saudíes y los iraníes que mantienen una guerra por delegación. Los saudíes nunca han aceptado la posición triunfadora de los iraníes porque han llegado hasta Siria, Yémen, Líbano y ahora Irak. Con Irak han logrado construir este reducto chií temido por los saudíes. Hoy el Líbano paga las consecuiencias de esta guerra de influencia entre dos potencias regionales.

- Euronews: ¿Existe el riesgo de que el Líbano caiga en el caos?

- H.A.: Hoy la dimisión de Saad Hariri hace más fácil la ruptura de un frágil equilibrio de consecuencias muy importantes a la vez sobre los libaneses y sobre los países vecinos.

- Euronews: Muchos libaneses en todo caso se dicen superados por estos juegos de influencia, estas intrigas. ¿Son tomados en cuenta, son escuchados por los dignatarios politicos y comunitarios de su país?

- H.A.: Los libaneses son conscientes de la complejidad de la crisis libanesa y quieren que sobre todo el Líbano adopte una política de neutralidad cara a los actores regionales y cara también a la crisis de la región.
Y hemos asistido a un sobresalto de todas los libaneses, todas las confesiones incluídas, para decir: no queremos otra crisis más impuesta y dictada desde el extranjero.
Esta peticion para que vuelva Hariri muestra que los libaneses quieren que los asuntos libaneses sean tratadas en el interior del Líbano sin las ingerencias nefastas de los países de la región.

- Euronews: Más globalmente en este contexto de tensiones exacerbadas entre Arabia Saudí e Irán que implica también a Israel, un enemigo irreductible de Teherán ¿cree que estamos en los preámbulos de una guerra regional?

- H.A.: Todos los ingredientes de una nueva tensión probablemente militar están presentes hoy en Oriente Medio y evidentemente el Líbano tiene muchas papeletas para pagar la factura de este antagonismo, de esta tensión.

Evidentemente sabemos que los israelíes también quieren que los saudíes presionen a la Liga Árabe para que el domingo que viene tome medidas draconianas contra Hezbollah y contra los iraníes y, evidentemente, un enfrentamiento entre Hezbollah e Israel no es descartable. Por eso los libaneses quieren de todas todas que la comunidad internacional les ayude a salir de la crisis.