Última hora

Última hora

La embajada rusa en Madrid habló con Sancho Panza de las acusaciones sobre la injerencia en Cataluña

Leyendo ahora:

La embajada rusa en Madrid habló con Sancho Panza de las acusaciones sobre la injerencia en Cataluña

Tamaño de texto Aa Aa

En las últimas horas las autoridades rusas están alzando el tono para rechazar las acusaciones sobre su presunta injerencia en la crisis creada por el desafío independentista catalán. El ministro de Exteriores Serguéi Lavrov lo ha tachado de histeria y el portavoz del Kremlin recuerda que no hay ninguna prueba.

El embajador ruso en Madrid también ha alzado el tono calificando de “aberración” promovida por “medios populistas” las acusaciones.

Sin embargo hace diez días la embajada publicó una curiosa nota en la página de su sala de prensa. Titulado “De la conversación del Embajador ruso con Sancho Panza”, el texto bromea con una supuesta visita del fiel escudero de Don Quijote de la Mancha a la Embajada “totalmente desorientado por los rumores que circulan”.

El autor, toma pasajes de la obra universal de Miguel de Cervantes y los transforma para burlarse de las acusaciones.

Este es el resultado:

Con motivo de las recientes publicaciones sobre la supuesta injerencia rusa en los sucesos de Cataluña la Embajada de Rusia en Madrid tuvo el honor de recibir la visita de Don Sancho Panza, el escudero del mundialmente famoso Don Quijote de la Mancha. El ilustre personaje literario, totalmente desorientado por los rumores que circulan, pidió explicaciones al Embajador de Rusia en España, las que éste gustosamente les dio:

Sancho Panza: Vuesa Merced, los periódicos dicen sobre la maquinaria de injerencia rusa en la crisis catalana…

Embajador ruso: Mentecatos, Sancho mío. Tú no lo sabrás, pero casi cuatro siglos más tarde nacerá en un país lejano llamado Rusia el escritor Mijaíl Bulgakov quien escribirá: “Jamás de los jamases lea diarios … antes de comer”.

Sancho Panza: Mire, Vuesa Merced, ¿que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento?

Embajador ruso: Tiene razón, son puros molinos de viento. La amistad entre Rusia y España dura casi 500 años y recuerde, Sancho mío, las amistades que son ciertas nadie las puede turbar.

Sancho Panza: Entonces, de los rumores sobre la mano rusa en Cataluña ¿que diría Vuesa Merced?

Embajador ruso: No te enojes, Sancho, ni recibas pesadumbre de lo que oyeres; que será nunca acabar: ven tu con segura conciencia, y digan lo que dijeren; y es querer atar las lenguas de los maldicientes lo mesmo que querer poner puertas al campo.

(Esta último párrafo corresponde al capítulo 55 de la segunda parte del Quijote).

La publicación original está en la página de la Embajada rusa en España