Última hora

Última hora

España aloja a cientos de inmigrantes en una cárcel

Las instalaciones de una futura prisión en Málaga se han visto reconvertidas de forma "provisional" en Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Leyendo ahora:

España aloja a cientos de inmigrantes en una cárcel

© Copyright :
REUTERS/Sergio Perez
Tamaño de texto Aa Aa

Los módulos de la cárcel de Archidona en Málaga, España, se han convertido en Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) provisional. Allí han sido trasladados 500 inmigrantes argelinos que llegaron a las costas españolas en patera.

Esta medida del Ministerio del Interior ha causado gran conmoción mediática. Una treintena de ONG han denunciado ante el Defensor del Pueblo español el confinamiento de personas en un centro de carácter penitenciario.

"Los actuales centros de internamiento son en la práctica cárceles sin los mínimos requisitos, pero internarlos directamente en centros penitenciarios supone dar un paso más en la criminalización", han señalado.

No estaba prevista la apertura de la nueva cárcel de Archidona hasta principios de 2018.

Agentes voluntarios

En una entrevista en la radio OndaCero, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, justificaba esta medida de urgencia por el "la llegada masiva de inmigrantes" a las costas españolas que "ha colapsado el sistema". 

Los inmigrantes en Archidona, que precisó "todavía no es" un centro penitenciario "están igual que en los CIES" que se encuentran "desbordados", pero que cuenta con "nuevas tecnologías, calefacción, enfermería, televisión y campos de deportes (entre otros)".

No obstante, las prisas con las que se han llevado a cabo la reconversión revelan otras carencias. El servicio de comidas tuvo que ser suplido el martes con el envío de 2 mil raciones. Además la alcaldesa de Archidona ha dicho a El País que el centro no cuenta con suministro de agua potable.

El personal de seguridad está conformado por 52 agentes voluntarios, que fueron requeridos el pasado lunes de manera urgente. 

Los inmigrantes demandan libertad a gritos y hacen señas con camisetas y toallas desde el interior de la prisión, según indica EFE.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones dijo que se trata de una medida "absolutamente temporal y excepcional".

En el último año se registra un aumento en el número de llegadas de inmigrantes en patera en el sur de España, con cifras que rondan las 15 mil personas en Andalucía.