Última hora

Última hora

"El mundo aún no es post estadounidense". Entrevista a Hubert Védrine

Leyendo ahora:

"El mundo aún no es post estadounidense". Entrevista a Hubert Védrine

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos está pasando de ejercer un rol global unipolar a uno de poder relativo. Potencias emergentes como China y Rusia reclaman un lugar a nivel de liderazgo mundial y se muestran especialmente activas en sus respectivas áreas de influencia.

Para hablar del nuevo orden mundial, Euronews ha entrevista a Hubert Védrine, analista político, ex diplomático y ex ministro francés de Asuntos Exteriores en los años noventa. En su opinión, Estados Unidos sigue siendo la principal potencia, pero ya no está solo.

PREGUNTA SERGIO CANTONE, EURONEWS
¿Se puede seguir hablando de la hiperpotencia estadounidense o estamos frente a una transferencia parcial de poder de Estados Unidos a otras potencias emergentes?

RESPUESTA HUBERT VÉDRINE, EX MINISTRO FRANCÉS DE ASUNTOS EXTERIORES
Cuando acuñé la expresión de hiperpotencia corrían los años 90, y fue para caracterizar un período particular, los años inmediatamente posteriores al fin de la Unión Soviética. Ahora está ocurriendo justo lo contrario, estamos asistiendo al fin del monopolio del poder por parte de Estados Unidos y de Occidente. ¿Se puede decir que Estados Unidos ha desparecido del paisaje? Claro que no. Siguen siendo la potencia número 1, pero existe la potencia china, que es la número 1bis. El mundo no es sólo estadounidense, tampoco es chino. Pero el mundo aún no es post-estadounidense, de hecho, el presupuesto de defensa de Estados Unidos, incluso ahora, equivale al presupuesto de defensa del conjunto de todos los demás.

PREGUNTA SERGIO CANTONE
Entonces, ¿cómo debe interpretarse el rol proactivo de Rusia en Siria y Oriente Medio? El presidente Putin ha reafirmado considerablemente su peso político en la región al lograr reunir al presidente iraní Rohaní y al presidente de turco Erdogan, promoviendo así su idea de alcanzar un acuerdo en Siria manteniendo a Bashar al-Assad en el poder.

RESPUESTA HUBERT VÉDRINE
Durante su tercer mandato, Putin ha regresado, pero no debemos exagerar su importancia. Ha demostrado que Rusia no ha desaparecido, que puede hacer operaciones como las que vimos en Crimea o en el este de Ucrania, y bloquear el acuerdo de Siria. De hecho era bastante predecible que Rusia no abandonaría a Siria. Asi pues Rusia ha regresado y hay que tomarla en consideración. Pero Rusia no es un poder mundialmente amenazador como lo fue durante la Guerra Fría.

SERGIO CANTONE
El uso de la fuerza militar por parte de Moscú ha sido decisivo en Siria, y no podemos decir lo mismo sobre el papel desempeñado por Estados Unidos precisamente en el mismo tablero de ajedrez

HUBERT VÉDRINE
Desde un punto de vista occidental, los últimos años han sido un poco caóticos. Rusia en cambio se ha marcado menos objetivos. pero los ha sostenido de una manera más perseverante. Y no ha dudado en usar la fuerza, por ejemplo. interveniendo en la guerra civil de Siria o impidiendo la caída del régimen. Pero no por ello se puede decir que Rusia se ha vuelto una especie de actor global que usa la fuerza para todo. En mi opinión, no tiene nada que ver con la era soviética.

SERGIO CANTONE
En la cuestión coreana, ¿podría Washington, en un momento dado, prescindir de la cooperación con Moscú y Pekín para reducir la amenaza nuclear? ¿Puede Estados Unidos tomar medidas unilaterales?

HUBERT VÉDRINE
Estados Unidos ha tratado de ejercer presión por la vía de las sanciones, ha tratado de unir a los países que son hostiles al desarrollo de Corea del Norte, incluyendo a China, pero nunca ha acabado de funcionar. Y está claro que a largo plazo China tiene la clave. China, por su parte, está molesta con el régimen de Corea del Norte, pero no lo va a abandonar porque no quiere una reunificación con Corea del Sur ya que esto significaría llevar las fuerzas estadounidenses hsta sus propias fronteras. Así pues, lo más probable es que el mundo acabe por aceptar que hay un país, Corea del Norte, que tiene capacidad nuclear, como ya ocurrió antes con 2 o 3 países que no formaban parte del tratado.
Y su pregunta es perfectamente válida, ya que en las últimas semanas la prensa estadounidense, por primera vez, ha empezado a preguntarse qué pasaría si el presidente de Estados Unidos diera una orden que el alto mando militar decidiera no aceptar. El debate ha llegado incluso al senado y eso es algo que nunca antes había sucedido.