Última hora

Última hora

La situación de Nazanin Zaghari-Ratcliffe podría empeorar tras un nuevo juicio en Irán

Leyendo ahora:

La situación de Nazanin Zaghari-Ratcliffe podría empeorar tras un nuevo juicio en Irán

La situación de Nazanin Zaghari-Ratcliffe podría empeorar tras un nuevo juicio en Irán
Tamaño de texto Aa Aa

Su situación es cada vez más complicada. El caso de Nazanin Zaghari-Ratcliffe puede empeorar en los próximos días si, como presumen las autoridades de Gran Bretaña, la justicia de Irán aumenta su pena. Acusada de espionaje y de pretender la caída del Gobierno iraní, entre otras cosas, fue detenida cuando se encontraba en el país para visitar a sus padres en el mes de abril de 2016. El castigo de la ciudadana  británica-iraní, condenada a 5 años de prisión, puede extenderse 16 años más si así se decide en la vista fijada el próximo 10 de diciembre.

"Se lleva a cabo una campaña muy agresiva contra ella en los medios de comunicación en Irán y no es buena señal que tenga un nuevo juicio dentro de pocos días"; declara en exclusiva para Euronews el marido de Nazanin. "El Gobierno británico debe refutar lo que han hecho y el ministro de Exteriores británico debería llegar a Irán cuanto antes. Le pedí ir con él y traté de tramitar mi visado para poder asistir al juicio", añade.

Las muestras de apoyo a Nazanin Zaghari-Ratcliffe se suceden en el Reino Unido. Muchos contaban con su puesta en libertad en los próximos días. Pero nuevas acusaciones hechas públicas este domingo, en la televisión estatal iraní, han echado por tierra sus ilusiones.

"Estaba traumatizada por estas nuevas acusaciones. Tras la emisión televisiva tuvo que acudir a la clínica de la prisión para que le dieran calmantes. Me horroriza lo que pueda pasarle. Ahora mismo es muy frágil. Ha estado en contacto permanente con el médico e intenta ver de nuevo al psiquiatra para poder hablar de la situación. Algo que se le ha negado durante semanas. Estoy muy preocupado por su salud mental", concluye Richard Ratcliffe.

La detenida cuenta con el apoyo popular de los británicos. Su marido aspira a que las autoridades políticas del Reino Unido le den protección diplomática.