Última hora

Última hora

Riesgo de erupción Volcán Agung de Bali: lo que sabemos por el momento

Leyendo ahora:

Riesgo de erupción Volcán Agung de Bali: lo que sabemos por el momento

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno indonesio ha elevado al máximo el nivel de alerta en la isla de Bali por el riesgo de erupción “inminente” del volcán Agung, al noreste del popular destino turístico.

Las autoridades han ordenado la evacuación inmediata de unas 100.000 personas, residentes en las zonas más cercanas al monte Agung y han cerrado el espacio aéreo en las próximas por la gran cantidad de humo y cenizas expulsadas por el volcán en las últimas horas. El cierre de la aeropuerto se decretó para el lunes y se ha prolongado durante el martes.

Se ha establecido un perímetro de seguridad de 10 kilómetros en torno al volcán.

El cierre del aeropuerto afecta a 445 vuelos y 59.000 pasajeros.

El Ministerio de Exteriores español ha publicado algunas recomendaciones para los viajeros.


El Twitter de la Embajada de España en Indonesia también publica algunas actualizaciones sobre esta crisis.

También la Embajada Mexicana.


El volcán venía dando signos de un posible despertar en las últimas semanas, pero en las últimas horas ha comenzado a expulsar humo y cenizas, pequeñas cantidades de lava y se han escuchado explosiones que según las autoridades pueden anunciar una erupción importante.

Aunque los vulcanólogos no creen que vaya a ser una gran erupción las autoridades prefieren no tomar riesgos. Expertos consutados por euronews creen que le mayor riesgo para la población son las riadas de lava y ceniza que ya han comenzado a producirse.


La última vez que el Agung se despertó, en 1963, murieron cerca de 1.600 de personas y las erupciones sucesivas se prolongaron durante una semana.

Además para la cultura balinesa el monte Agung tiene un significado especial. Desde antes de la introducción del hinduismo se consideraba el volcán como el eje central del mundo y una especie de residencia de los Dioses, como el Olimpo griego. También se considera como la fuente del agua para los cultivos.