Última hora

Última hora

Hallada una nueva especie de dinosaurio que mezcla diversos animales

Entre un un pájaro, un cisne y un cocodrilo, los científicos no daban crédito al fósil encontrado en el interior de una piedra procedente de Mongolia.

Leyendo ahora:

Hallada una nueva especie de dinosaurio que mezcla diversos animales

Tamaño de texto Aa Aa

Se ha descubierto una nueva especie de dinosaurio que parece una combinación surrealista de varios animales juntos. Los científicos lo han bautizado Halszkaraptor escuilliei, apodado Halszka.

El fósil recién analizado muestra que este diminuto dinosaurio tenía un cráneo con un hocico que parecía un pato o un ornitorrinco, pero que en realidad está más cerca de un cocodrilo debido a su gran cantidad de dientes.

Además cuenta con un cuello largo, como el de un cisne, con aletas similares a las de un pingüino y garras asesinas como un velociraptor. Caminaba como un avestruz y podía nadar, una primicia para los dinosaurios que hasta ahora se han considerado más parecidos a los pájaros.

De hecho, lo que hace el descubrimiento tan emocionante es que Halszkaraptor es el primer dinosaurio similar a un pájaro que parece haber evolucionado para vivir un estilo de vida semiacuático.

El dinosaurio de 45 centímetros de altura vagó hace 75 millones de años en lo que hoy es Mongolia y su esqueleto estaba atrapado en una roca arenisca, según un estudio publicado el miércoles 6 de diciembre de 2017 en la revista Nature.

Según el equipo internacional de paleontólogos que lo han estado examinando durante más de seis meses, se trata de un hallazgo notable, porque revela un nuevo género y especie de dinosaurio similar a un pájaro.

La gran roca con el esqueleto había sido sacada ilegalmente de Mongolia y estaba en una colección privada antes de ser entregada a Pascal Godefroit, un paleontólogo del Instituto Real Belga de Ciencias Naturales.

Los científicos comenzaron su investigación con escepticismo, pero sus investigaciones mostraron que el fósil no era una falsificación y que además se trataba de un solo animal.

El fósil fue trasladado al sincrotrón, un tipo de acelerador de partículas, en Grenoble Francia, donde repetidamente tomaron imágenes tridimensionales de alta potencia, con un dispositivo mucho más potente y preciso que una radiografía normal.

La reconstrucción tridimensional se realizó en seis meses, entre octubre de 2016 y abril de este año (2017).

"La gente se sorprendió al ver que características tan extrañas podían combinarse en un solo raptor y plantearon tantas preguntas sobre si podría ser el cráneo de un animal combinado con el cuerpo de otro", explica Dennis Voeten, investigador de ESRF y Palacký University. "Así que vinimos al sincrotrón para ver si podíamos ver más dentro de la roca".

"Se encontró que el cuello era continuo con el cráneo, lo que significa que el cráneo no se colocó sobre él, pero en realidad también se conectaron entre sí y nuestro argumento final fue una línea de crecimiento, vimos una línea de crecimiento en algunos de los huesos y realmente encontramos una sola línea de crecimiento en el cráneo, lo que nos aseguró que en realidad era un solo dinosaurio", continúa Voeten.

Andrea Cau, autor principal del estudio, dice: "Utilizando el escaneo de sincrotrón pudimos por primera vez descubrir elementos adicionales dentro del fósil que no sólo confirmaron que se trata de una nueva especie, sino que también demostraron que se trata de un nuevo tipo - técnicamente una nueva subfamilia, pero en particular un nuevo estilo de vida para los dinosaurios, un dinosaurio semiacuático, anfibio que fue capaz de vivir tanto en el suelo y también nadar en el agua". 

"Eso es algo completamente nuevo y no sólo inesperado desde un punto de vista meramente anatómico, sino que, sobre todo desde un punto de vista ecológico, es un nuevo animal que vivió en un entorno que los paleontólogos no esperábamos explorar por los dinosaurios", concluye.