Última hora

Última hora

Cierre de la primera fase del 'brexit': lo que sabemos sobre el acuerdo

Leyendo ahora:

Cierre de la primera fase del 'brexit': lo que sabemos sobre el acuerdo

Cierre de la primera fase del 'brexit': lo que sabemos sobre el acuerdo
Tamaño de texto Aa Aa

La UE y el Reino Unido han conseguido sentar las bases para continuar las negociaciones in extremis, tras el ultimátum dado por los países miembros para cerrar ciertos puntos de las negociaciones este mismo viernes, de cara al Consejo Europeo de la semana que viene. 

El anuncio, realizado a primera hora de la mañana, significa que la UE y Londres han alcanzado un consenso básico sobre tres de los puntos más complicados: los derechos de los ciudadanos británicos y europeos, el llamado "contrato de divorcio" y la frontera irlandesa. 

La UE y el Reino Unido han publicado un informe conjunto sobre el acuerdo. Este es un resumen de los principales puntos. 

Derechos de los ciudadanos

El acuerdo establece que el objetivo de las dos partes es proteger los derechos de los ciudadanos tanto europeos como británicos. Los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido apenas cambiarán, aunque habrá algunas restricciones para llevar a sus familiares al Reino Unido.

Se garantizan los derechos de los niños y de los "compañeros sentimentales en relaciones duraderas".

El Tribunal Europeo de Justicia se encargará en última instancia de interpretar el acuerdo sobre derechos de los ciudadanos. Los tribunales británicos podrán decidir si enviar casos a esta Corte en los ocho años siguientes a que el acuerdo entre en vigor. 

Los procesos para los europeos que pidan la residencia en el Reino Unido y viceversa serán "transparentes, suaves y ágiles" según el texto evitando "cargas administrativas innecesarias".

Las reglas existentes sobre seguridad social y salud permanecerán. 

Se mantiene la libre circulación de ciudadanos hasta que se produzca la "desconexión" efectiva. 

Acuerdo sobre la frontera irlandesa

Se trata de una solución de compromiso para calmar las inquietudes de los socios unionistas del Gobierno británico y también las del Gobierno de Dublín en lo que concierne la integración económica de la República con Irlanda del Norte, la paz y la estabilidad. 

Llama a proteger el acuerdo del Viernes Santo de 1998, que sentó las bases para la paz tras décadas de violencia. 

No habrá "frontera dura"

Se garantiza que no habrá una "frontera dura" entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. El Reino Unido se compromete a evitar el establecimiento de cualquier "infraestructura física o relacionada con controles y exámenes". 

El Gobierno irlandés había amenazado con vetar las negociaciones si Londres no se comprometía por escrito. 

El texto incluso propone garantías de que el Reino Unido propondrá "soluciones específicas" para tratar las "circunstancias únicas" de la isla de Irlanda. aunque finalmente no se produzca un acuerdo sobre la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea.

Compromiso con los unionistas

Para el Reino Unido, Irlanda del Norte sigue siendo "una parte integrante del Reino Unido consistente con el principio de consentimiento". Los unionistas norirlandeses habían expresado su preocupación de que el compromiso implicara el debilitamiento de los lazos de Irlanda del Norte con el resto del Reino Unido. 

El Reino Unido se compromete a no imponer nuevas barreras regulatorias entre Irlanda del Norte y el resto del país. 

Acuerdo financiero

El Reino Unido acuerda pagar el presupuesto de la UE en 2019 y 2010 "como si siguiera formando parte de la Unión". También cumplirá con los compromisos financieros en los que incurra antes del 31 de diciembre de 2020. 

No hay una cifra específica todavía pero se baraja una factura de entre 40.000 y 60.000 millones. El documento sí establece los principios para fijar el precio final de la desconexión. Mientras la UE asegura a Londres que también recibirá algunos de los beneficios que habría implicado seguir en la Unión. 

El Reino Unido verá rembolsada paulatinamente su participación en el Banco Europeo de Inversión. 

Además Londres cumplirá compromisos adquiridos antes de la retirada. 

Otros puntos

Las dos partes se comprometen a continuar su cooperación en materia nuclear ya que con el 'brexit', el Reino Unido abandonará también la agencia Euratom.

Reconocen la necesidad de una cierta seguridad para los bienes que han salido al mercado bajo la legislación europea antes de la desconexión para minimizar el impacto para empresas y consumidores.