Última hora

Última hora

La ICAN, un Nobel de la Paz contra la amenaza atómica

Leyendo ahora:

La ICAN, un Nobel de la Paz contra la amenaza atómica

La ICAN, un Nobel de la Paz contra la amenaza atómica
Tamaño de texto Aa Aa

Prohibir las armas nucleares para acabar con la "amenaza" sobre la humanidad. La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), flamante Premio Nobel de la Paz, ha instado a las potencias atómicas a unirse al tratado de la ONU alcanzado en julio. El llamamiento lo ha hecho la directora ejecutiva de la ICAN, Beatrice Fihn, durante la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz, en Oslo.

"La historia de las armas nucleares tendrá un final y éste dependerá de nosotros mismos. ¿Será el final de las armas nucleares o el nuestro? Una de esas dos cosas sucederá. La única vía de acción racional es dejar de vivir bajo las condiciones en las que la destrucción mutua es solo cuestión de un impulso o una rabieta", señaló Fihn en su discurso de aceptación del galardón.

La ICAN ha estado representada igualmente por Setsuko Thurlow, superviviente de la bomba de Hiroshima. Setsuko contó que, a sus 13 años, cuando estaba entre los escombros se guió por la luz para salir y sobrevivió. "Esa luz ahora es un tratado de prohibición" afirmó. "Para todos los que están en esta sala y para todos los que nos escuchan en todo el mundo, repito las palabras que oí en un Hiroshima en ruinas: no os rindáis, seguid luchando y continuad en movimiento. Mirad a la luz", dijo Setsuko.

La entrega de este premio tiene como telón de fondo la crisis norcoreana. Para la ICAN, el riesgo de que las armas nucleares sean utilizadas es mayor ahora que al final de la Guerra Fría, por la existencia de más países con la bomba atómica, el terrorismo y la guerra cibernética.

La ICAN fue fundada en 2007 y agrupa a 468 entidades y ONG en 101 países.