Última hora

Última hora

Netanyahu intenta combatir la resistencia europea

Leyendo ahora:

Netanyahu intenta combatir la resistencia europea

Tamaño de texto Aa Aa

El viaje relámpago de Benjamin Netanyahu a Bruselas muestra una renovada firmeza del primer ministro israelí y su voluntad de asumir las últimas resistencias de la UE. Según Netanyahu, el reconocimiento unilateral de Trump de Jerusalén como la capital de Israel es una victoria personal, que se supone, acorralará a la UE:

“Creo que lo que el presidente Trump ha hecho es poner los hechos sobre la mes. La paz se basa en la realidad, la paz se basa en el reconocimiento de esa realidad”.

La propuesta de paz de la Unión Europea del reconocimiento mutuo de dos Estados se ha visto perjudicada por el fracaso del acuerdo de Oslo, después de que se lanzara la segunda Intifada a principios de 2000. Sin embargo, la UE no cambió su postura sobre lo que se suponía sería una solución de paz duradera.
La fórmula idónea para retomar las negociaciones, según los expertos sigue siendo progresar en la solución de los dos Estados.

Israel conoce muy bien la posición europea de los dos Estados y la capital de Jerusalén de los dos Estados. Es una forma de decir, desde la perspectiva israelí: que despertar a la realidad de hoy es diferente, que hay que pasar a otra cosa, asegura a Euronews Marc Pierini, analista político, Carnegie Europe.

Durante más de dos décadas, los fondos comunitarios han estado financiando el proceso de paz. Un dinero malgastado a veces, debido a una administración ineficiente por parte del Gobierno de la Autoridad Palestina, y otras, aniquilado tras los bombardeos recurrentes a intraestructuras entre ambos bandos: israeliés y palestinos. Un monto total que algunas fuentes cifran en más de 1 millón de euros.

Para Pierini, “ si la cuestión es saber qué hará la Unión Europea, la primera pregunta sería, si permanecerá unida”.

Algunos países comunitario parecen dispuestos a respaldar una solución diferente porque Israel ofrece una historia de éxito económico en comparación con el caos palestino.