Última hora

Última hora

Independentistas catalanes intentan impedir la vuelta a casa del tesoro de Sijena

Leyendo ahora:

Independentistas catalanes intentan impedir la vuelta a casa del tesoro de Sijena

Independentistas catalanes intentan impedir la vuelta a casa del tesoro de Sijena
Tamaño de texto Aa Aa

El tesoro de Sijena, en medio del conflicto independentista. 

Se han vivido momentos de tensión a las puertas de un Museo de Lleida por el traslado de 44 obras al Monasterio de Sijena, en Huesca. Los agentes de los Mossos d'Esquadra han desalojado a la fuerza a manifestantes independentistas que intentaban impedir la salida de los bienes. 

Los técnicos enviados por el Gobierno de Aragón para recoger las obras entraron en el museo alrededor de las 3 de la mañana para evitar la protesta que estaba convocada a las 7:30.

Una de las 44 piezas está extraviada y algunas muy deterioradas

Tras catalogar y embalar las obras, se han trasladado a Villanueva de Sijena, en la vecina región de Aragón, un pueblo de poco más de 400 habitantes y a unos 70 kilómetros de la ciudad catalana. Aunque la consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón ha explicado que sólo 43 piezas han llegado al monasterio. Un lienzo del siglo XVIII, al parecer, está extraviado. La consejera de Cultura también ha denunciado que algunas obras están muy deterioradas.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca se amparó en en el mandato del Artículo 155 en Cataluña para solicitar al ministro de Cultura español, Iñigo Méndez de Vigo, la devolución de los bienes de Sijena, "visto que la dirección de la Consejería de Cultura de la Generalidad de Cataluña ha sido asumida por el ministro de Cultura".

Las entregas de las piezas pendientes "nunca fueron cumplidos por los anteriores responsables de Cultura de la Generalidad, Lluís Puig y Santi Vila", explica en un escrito el juez del tribunal oscense.

Los manifestantes se han presentado con copias de un contrato en el que figura la compra de la Generalitat de Cataluña de las piezas de Sijena. El documento, firmado por el departamento de Cultura y la orden de San Juan de Jerusalén, data de 1983, aunque ya hacía años que las obras estaban en Lleida. Luego hubo dos compras más, en 1992 y en 1994.

Una sentencia del Tribunal Constitucional de 2012 declaró legal la venta de los 96 obras de arte de Sijena e inconstitucionales y nulas dos requerimientos presentados por los gobernantes aragoneses en 1998, en las que pedían el derecho de retracto.

Esta resolución, no obstante, no se aplica a los bienes depositados en el Museo de Lleida, para los cuáles el TC determina que es Cataluña a la que le corresponde ejercer la competencia sobre el patrimonio custodiado en su territorio.

El expresidente del Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, desde Bélgica, ha criticado la operación de recuperación de las obras: 

"Con nocturnidad y utilizando una policía militarizada, como siempre, aprovechando un golpe de estado para expoliar Cataluña con absoluta impunidad. Este es el modelo de país que defienden Ciudadanos, PSC y PP."

Las obras fueron vendidas a la Generalitat de Cataluña por las monjas de Sijena en 1983, por unos diez millones de pesetas. Un tribunal decretó en 2015 dicha venta nula. Decisión ratificada ahora por un juez, que dio de plazo hasta este lunes para su devolución. Las monjas no podían venderlas sin informar de ello a las autoridades, ya que dichas piezas son bienes de interés cultural, después de que el Monasterio de Sijena fuera declarado monumento nacional, en 1923.

Aragón y Villanueva de Sijena luchan desde hace décadas para recuperar lo que consideran un expolio por parte de Cataluña, que comenzó durante la Guerra Civil.