Última hora

Última hora

El fenómeno de la minería de Bitcoin en Venezuela

Leyendo ahora:

El fenómeno de la minería de Bitcoin en Venezuela

El fenómeno de la minería de Bitcoin en Venezuela
Tamaño de texto Aa Aa

El control cambiario en Venezuela que autoriza la cantidad de divisas que puede adquirir una persona, es sumamente limitado. Como resultado, los precios del mercado negro están por las nubes y la crisis económica del país empeora cada día. Los pronósticos del año prevén una inflación que podría escalar a 1400%, según cálculos de la firma Ecoanalítica

El fenómeno de la minería de bitcoin en Venezuela surge a partir de una necesidad de resguardarse y escapar de la inflación. El fundador de BitcoinVenezuela.com, Randy Brito, estima que unos 100.000 venezolanos están “minando” y que el crecimiento en estas transacciones en el país empezó en el 2014, a partir de la crisis económica por la caída de los precios del petróleo.

La “minería” de bitcoin consiste en operaciones matemáticas que verifican la validez de transacciones en Bitcoins mediante computadoras. Este servicio prestado por las maquinas es recompensado con Bitcoins que pueden cambiarse por dólares, otras criptomonedas, o bolívares.

Las computadoras que “excavan” las minas de Bitcoins son especialmente construidas para ese propósito y hay diferentes modelos con capacidades computacionales variadas. Diego, joven venezolano minero, que prefiere usar un nombre anónimo, ha contado a Euronews: “Hay maquinas que dan 800 dólares al mes”, equivalente a más de 77 millones de bolívares en el mercado negro, comparado con un sueldo mínimo de 456.507 bolívares.

IMG_3440

“Una computadora cuesta entre 1000 y 4000 dólares más los impuestos de aduana. Sin embargo, la electricidad está subsidiada en Venezuela, lo cual hace muy rentable la “minería bitcoin” ya que es una actividad que consume mucha energía.

Operar criptomonedas en Venezuela no es ilegal, no existe regulación. Sin embargo, el club de la minería opera desde la clandestinidad en oficinas, sótanos, casas y galpones en toda Venezuela.

La desconfianza y las operaciones en secreto se deben al temor de las visitas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) o el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC). “Si te llega el SEBIN, te acusan de lavado de dinero, legitimación de capital y de robo de electricidad, te amenazan con llevarte preso y decomisar las máquinas” nos cuenta Diego.

“Conozco gente que ha tenido que pagar más de 40 mil dólares equivalentes en Bitcoin al CICPC. Te extorsionan con el pretexto de ilícito cambiario y contrabando. El SEBIN y el CICP también están en el negocio de minería, después de decomisarlas las usan y las venden.” Cuenta Alejandro, joven venezolano minero, quien también decide usar un nombre anónimo.

“Conocen donde están las maquinas mineras de varias maneras: a veces están muy expuestas y las ven desde la calle. A los que se esconden mejor los agarran con los medidores de CORPOELEC (Corporación Eléctrica Nacional) a través de los altos índices eléctricos. El SEBIN también tiene acceso a los IP, entonces saben quiénes están ingresando a bitmain.com, la empresa más reconocida de venta de equipos de minería” cuenta Diego.

IMG_3442

Quien obtenga Bitcoins hoy con bolívares gana valor por el aumento del precio del bitcoin con respecto al dólar. La relación bitcoin-dólar es cada vez más valiosa, y el bolívar cada vez más pobre. Con pocos bitcoins tienes muchos dólares, y con pocos dolares tienes muchos bolívares.

“Con las ganancias de la minería de un día, vivo muy muy bien toda una semana” cuenta Diego.

El Bitcoin permite comprar servicios y productos en todo el mundo, los pagos son casi instantáneos y con comisiones muy bajas. Además, los Bitcoins no pueden ser regulados por ningún gobierno, y es muy fácil cambiarlos por divisas. El bitcoin es una recurso circunstancial de la situación venezolana.