Última hora

Última hora

Grecia vuelve a gritar en las calles contra la austeridad

Leyendo ahora:

Grecia vuelve a gritar en las calles contra la austeridad

Grecia vuelve a gritar en las calles contra la austeridad
Tamaño de texto Aa Aa

Grecia vuelve a gritar contra la austeridad. Miles de personas han recorrido este jueves el centro de Atenas durante una jornada de huelga general, la segunda del año, que coincide con el inicio del debate parlamentario sobre los Presupuestos del Estado de 2018. Trabajadores, pensionistas y estudiantes han entonado consignas contra la reformas, recortes y subidas de impuestos que el pasado mes de mayo pactó el Gobierno con los acreedores internacionales a cambio del tercer rescate financiero del país.

"Tenemos que despertarnos y salir a la calle. Debemos manifestarnos y luchar por nuestros derechos. Estamos bastante decepcionados, pero tengo 32 años. No puedo aceptar que las cosas empeoren. Estar decepcionado no es una opción", afirmaba una manifestante.

Aunque durante la protesta un grupo de radicales ha perpetrado actos vandálicos en una estación de metro, en general, la huelga, que ha afectado sobre todo a los transportes y al sector público, ha transcurrido de forma pacífica. Entre los manifestantes, de todas las edades y clases sociales, un sentimiento: Grecia no puede seguir así.

"Bajos salarios y despidos. Esta es nuestra realidad. Las personas y las familias se quedan sin dinero, sin trabajo. No lo permitiremos, nos pondremos de pie y lucharemos por nuestros derechos", aseguraba un trabajador.

"Estamos en un callejón sin salida. No podemos vivir, no podemos apoyar a nuestras familias. Tenemos que luchar por nuestros hijos. Ellos desean un futuro mejor", añadía una jubilada.

El gobierno sostiene que en unos pocos meses, el programa de austeridad del rescate pertenecerá al pasado y que la economía griega ya lo está haciendo mucho mejor. Los trabajadores y los desempleados responden que son los grandes perdedores de esta crisis de larga duración y que nunca recuperarán lo que perdieron.