Última hora

Última hora

Bruselas da su beneplácito al nuevo gobierno austríaco

Leyendo ahora:

Bruselas da su beneplácito al nuevo gobierno austríaco

Tamaño de texto Aa Aa

La nueva coalición de gobierno de Austria entre conservadores y ultranacionalistas ha recibido el beneplácito de Bruselas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha felicitado al nuevo canciller austríaco y en su carta de bienvenida se dice convencido de que jugará “un papel activo en la construcción europea”.

Y ello a pesar de que Viena ya ha empezado a cuestionar algunas políticas comunitarias. “Está claro que el gobierno austríaco tendrá una postura más dura en materia de inmigración. Se trata de una prioridad para los dos partidos de gobierno. Y esta prioridad se reflejará a nivel de política interior pero, evidentemente, se convertirá también en uno de los ejes de su política europea”, explica Dave Sinardet, profesor de la Universidad Libre de Bruselas.

Austria se une así a los países de Europa central que se niegan a acoger refugiados. Pero el nuevo canciller austriaco, Sebastian Kurz, se dice pro-europeo y ha conservado la cartera comunitaria bajo su control personal. Lo que mantiene al país a salvo de las sanciones. “Es una actitud cuestionable porque parece sugerir que Bruselas sólo tiene un problema con los partidos de extrema derecha si gobiernan en países anti-europeistas, y en cambio los acepta si tienen un talante pro-europeo”, analiza Sinardet. Cabe recordar que la Comisión Europea ha llevado a Hungría, Polonia y República Checa ante el Tribunal de Justicia de la UE por no cumplir con las cuotas.

Quien no excluye las sanciones es el eurodiputado socialista Gianni Pitella, según el cual la presencia de la extrema derecha en el gobierno austríaco “amenaza con llevar a Europa de vuelta a los momentos más oscuros de la historia”.

Entre otras cosas, la coalición austríaca defiende que los gobiernos nacionales puedan reforzar sus poderes respecto a Bruselas.