Última hora

Última hora

Protestas en Perú tras el polémico indulto a Alberto Fujimori

Leyendo ahora:

Protestas en Perú tras el polémico indulto a Alberto Fujimori

Manifestantes cara a cara con la policía
Tamaño de texto Aa Aa

La tensión se ha disparado en Perú tras el indulto del expresidente Alberto Fujimori.

El polémico indulto, decidido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, ha desatado protestas de familiares de las víctimas de las matanzas por las que fue condenado el exmandatario. También han dimitido varios congresistas del oficialismo y la crisis amenaza con dividir al partido del presidente, Peruanos por el Kambio.

Y es que Kuczynski ha anunciado el indulto solo tres días después de que una parte del fujimorismo evitara su destitución en el Congreso, entre ellos, Kenji Fujimori, hijo menor del indultado.

"Indignación total. Nosotros jamás vamos a olvidar, tenemos memoria. Somos peruanos conscientes de lo que está pasando", dice una joven manifestante. 

"Consideramos que el indulto se ha hecho de manera ilegal. El informe médico que supuestamente avala eso, para nosotros es un fraude. En realidad es parte de un pacto político entre el Fujimorismo y el actual gobierno del PPK, lamentablemente. Y eso venimos a rechazar el día de hoy", afirma un joven. 

Entretanto, partidarios de Alberto Fujimori han celebrado la noticia del indulto a las puertas del hospital de Lima en el que está ingresado desde el viernes por problemas de presión arterial. Hasta allí se ha acercado también Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular, acompañada por sus hermanos.

"Hemos estado ahora con mi padre. Él está tranquilo. Obviamente muy contento. Sin embargo, él tendrá que quedarse unos días más en la unidad de cuidados intensivos", dijo Keiko ante los medios congregados. 

Kuczynski indultó a Fujimori, de 79 años, después de que una junta médica determinara que padece una "enfermedad progresiva, degenerativa e incurable".

El expresidente fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, cometidas a principios de la década de los 90 por el Grupo Colina, un destacamento del Ejército que cometía ejecuciones extrajudiales.