Última hora

Última hora

300 corbatas denuncian la subida salarial del primer ministro de Kosovo

Leyendo ahora:

300 corbatas denuncian la subida salarial del primer ministro de Kosovo

300 corbatas denuncian la subida salarial del primer ministro de Kosovo
Tamaño de texto Aa Aa

Activistas kosovares de la sociedad civil anudaron 300 corbatas en las rejas del edificio del gobierno de Kosovo en Pristina el martes (26 de diciembre) para protestar por la reciente decisión del primer ministro Ramush Haradinaj de doblar su salario.

"Tengo que estar al nivel de mis responsabilidades. Tengo que tener una corbata, no puedo salir de cualquier manera, tengo que tener una camisa", dijo Ramush Haradinaj la semana pasada en una entrevista, justificando su decisión.

Haradinaj, quien acaba de presentar ante el Parlamento kosovar un informe sobre sus primeros 100 días como jefe de gobierno, incluyó entre sus primeras decisiones la de aumentar su salario de 1.500 a 3.000 euros al mes.

En respuesta a esta medida, activistas de la ONG "Beyond the wall" ("Más allá del muro") organizaron una campaña de protesta con corbatas, para que Haradinaj disponga de muchas y no tenga excusa para subirse el sueldo. El salario medio en Kosovo es de 450 euros al mes.

"Ramush Haradinaj es el primer ministro de los pobres que ganan 200 euros al mes", dijo Kushtrim Mehmeti, uno de los líderes de la ONG. "No debe olvidar que representa a personas que no tienen un problema de corbata pero que tienen el problema de ser pobres".

La iniciativa, cuyo objetivo era burlarse de la "necesidad de lucir bien" de Haradinaj, recibió un amplio apoyo y muchas personas donaron sus corbatas.

Halil Xani, un jubilado de 67 años que acababa de colgar la suya, dijo a AFP que sus ingresos eran de 75 euros al mes y que necesitaría tres años y medio para ganar el salario mensual del primer ministro.

"No tiene sentido. También necesitamos dinero, no sólo los responsables", dijo.

Kosovo es uno de los países más pobres de Europa, con una tasa de desempleo de alrededor del 30% y un porcentaje similar de personas que viven en pobreza relativa. El ocho por ciento de los kosovares viven en condiciones de extrema pobreza.