Última hora

Última hora

Un inicio de año pasado por agua

Leyendo ahora:

Un inicio de año pasado por agua

Tamaño de texto Aa Aa

Refrescantes baños alrededor de Europa para empezar 2018 con la circulación activa.

Multitudes en Holanda

En Países Bajos, las bajas temperaturas del agua no impidieron que miles de holandeses se sumergieran el lunes (1 de enero) en el Mar del Norte, en el distrito costero de Scheveningen, en La Haya.

Los intrépidos bañistas se lanzaron en aguas a menos de 7 grados.

Se dice que esta tradición del día de Año Nuevo fue iniciada por un club de natación de Scheveningen en la década de 1960.

En la actualidad se ha extendido a todo el país y se espera que más de 40 mil personas hayan participado en eventos similares en Países Bajos.

Acrobacias en Italia

Un poco más al sur, en Italia, cuatro hombres hicieron la tradicional inmersión del día de Año Nuevo en el río Tíber en Roma, desde el puente de Cavour.

Los saltadores tuvieron que enfrentarse al frío (12 grados) y a la lluvia mientras se subían a la barandilla para saludar a una multitud de cientos de personas que les animaban a lo largo de la orilla del río.

Un equipo de bomberos esperaba en un bote en el río para rescatarlos tras el salto. El puente del Cavour se alza unos 17 metros sobre el río Tíber.

Marco Palmulli, que participaba por trigésima vez, dijo a AP que dedicaba su salto a las familias que tienen problemas para llegar a fin de mes, como símbolo de valor y fortaleza.

Este acontecimiento es una tradición de Año Nuevo en Roma que se remonta a 1946, cuando un socorrista desempleado que intentaba encontrar trabajo como acróbata saltó a las aguas desde el puente Cavour para llamar la atención sobre sus habilidades.

Los "lobos marinos" de Berlín

En la capital alemana, los miembros de la Asociación de Natación de Invierno de Berlín, conocidos como "los lobos marinos", también desafiaron al frío y dieron la bienvenida al nuevo año con un chapuzón al aire libre.

Alrededor de 60 miembros del club de natación saltaron al lago Oranke, vestidos con diferentes trajes.

Los socios del club tienen entre 12 y 82 años de edad y se reúnen semanalmente de septiembre a abril.