Última hora

Última hora

¿Qué opinan los uruguayos tras 6 meses de venta de marihuana en farmacias?

Leyendo ahora:

¿Qué opinan los uruguayos tras 6 meses de venta de marihuana en farmacias?

¿Qué opinan los uruguayos tras 6 meses de venta de marihuana en farmacias?
Tamaño de texto Aa Aa

Esta farmacia de la Ciudad Vieja de Montevideo vende marihuana.
Uruguay es el primer país del mundo en el que el Estado controla la producción y comercialización del cannabis.

Federico viene siempre aquí a comprar aspirinas y analgésicos para su dolor de espalda. Hoy también se lleva un sobre de esta droga blanda.

Para comprar marihuana oficial hay que ser mayor de edad, tener nacionalidad uruguaya y estar inscrito en los registros del Instituto de Regulación y Control del Cannabis

Desde el 19 de julio de 2017, la venta, compra y consumo de cannabis es completamente legal en el país sudamericano.
Es el primero en llegar tan lejos en esta cuestión. ¿Cuál es balance a los seis meses de la puesta en marcha del proyecto?

“Desde que empezó la venta, creo que todo ha funcionado bien”, dice Federico. “Al no ponerse tantas las farmacias a vender, a veces las farmacias que sí tienen se les forman colas grandes y hay mucha gente para consumir. Pero es algo que está regulado, sabés lo que consumís. Me parece que está bueno”.

Una docena de farmacias del país forma parte en este momento del circuito de distribución establecido por el Gobierno. Su precio de venta al público es de 1,10 euros el gramo. Cada cliente puede adquirir un máximo de cuarenta gramos al mes.

Un proyecto solo para uruguayos

Los requisitos para comprar estas bolsitas son ser mayor de edad, tener nacionalidad uruguaya y estar inscrito en los registros del Instituto de Regulación y Control del Cannabis.

También se exige la identificación a través de las huellas digitales en los establecimientos.

Una forma de controlar tanto las transacciones como la identidad de los compradores, y de excluir a los narcoturistas.

“Lo podés comprar en las farmacias, pagás los impuestos”, comenta este hombre. “Es una cosa que existe y va a existir en el futuro y que me parece perfecto que sea por las vías legales, por las vías normales, como la gente compra las cosas. Me parece bien”.

Tweet de la Asociación de Usuarios de Cananbis

La venta en farmacias es el eje fundamental de la ley, que busca quitar a los narcotraficantes el control del mercado, valorado en unos 40 millones de dólares anuales.

La producción de esta “marihuana oficial” ha sido confiada a dos empresas con capital uruguayo y de otros países que ganaron la licitación, Simbiosys e Iccorp. Entre las dos podrán cultivar un máximo de cuatro toneladas al año.

Luchar contra el narcotráfico

Para el Instituto de Control y Regulación del Cannabis, los resultados de estos primeros meses son alentadores. Cerca del veinte por ciento de los consumidores habituales de cannabis se han inscrito en los registros.

“Es decir, que esa demanda de cannabis no está yendo hacia el mercado ilícito y por tanto no se están desviando los recursos económicos que se utilizan para comprar cannabis al mercado ilícito”, asegura Diego Oliveira, Director del Insituto de Control y Regulación del Cannabis. “Esto, inevitablemente, comprime las posibilidades del narcotráfico por lo menos en lo que respecta al cannabis. Pero todavía es temprano. Tenemos que seguir implementando y seguir evaluando, lo que para nosotros es una de las tareas fundamentales”.

Mientras se espera un descenso significativo de la violencia relacionada con el tráfico de drogas, la oposición uruguaya continúa denunciando la ley por considerarla como una invitación al consumo de estupefacientes. Más del cincuenta por ciento de la población también rechaza el proyecto, aunque su aceptación es ahora unos puntos porcentuales superior a la del momento en que se aprobó la legislación, en diciembre de 2013.

Tweet de un diputado contrario a la ley de legalización de la marihuana.

Rosario Queirolo ha realizado numerosas investigaciones al respecto.

“Funcionará si el Gobierno logra mostrar que los objetivos que tiene esta ley se cumplen. Son básicamente tres los objetivos: la descriminalización de los usuarios, otro es el objetivo de salud pública, básicamente probar una sustancia de mejor calidad, y en tercer lugar un objetivo de salud pública, que es sacarle este negocio de la marihuana al narcotráfico y con eso disminuir los niveles de violencia. Si el Gobierno logra tener impacto en estas áreas creo que los uruguayos pueden seguir mejorando la opinión que tienen de la regulación”.

La ley también permite a los uruguayos optar por el autocultivo. Tanto en grupo, en clubs de consumidores donde compartir las labores de jardinería – en el instituto regulador hay más de 70 dados de alta -… O en solitario, como Martín, que perfiere prepararlo todo en su propio mini-invernadero. Exclusivamente para su uso personal, puede cultivar hasta seis plantas.

“La ventaja que yo le encuentro a esto es que primero, yo elijo la semilla, si quiero tener Sativa, si quiero tener Índica, cuánto quiero tener… Sin ningún tipo de burocracia, sin estar dependiendo de terceros… Ser independiente y estar absolutamente por fuera del narcotráfico”.

Seis meses después de la venta en farmacias de los primeros gramos de marihuana, los uruguayos se muestran cada vez más favorables a esta ley.
El proceso de regulación iniciado por el presidente José Mujica no es la prioridad del actual Gobierno de Tabaré Vázquez. Pero funciona muy bien. Actualmente 18.000 personas compran la marihuana vendida por el Gobierno uruguayo.