Última hora

Última hora

Grecia ya no exige a los musulmanes que utilicen la sharía

El Tratado de Sevres de 1920 y el Tratado de Lausana de 1923 estipularon que las costumbres islámicas y la ley religiosa se aplicarían a los miles de musulmanes que se convirtieron en ciudadanos griegos.

Leyendo ahora:

Grecia ya no exige a los musulmanes que utilicen la sharía

© Copyright :
REUTERS/Alexandros Avramidis
Tamaño de texto Aa Aa

Los legisladores griegos han votado a favor de permitir que los musulmanes del país opten por el sistema de tribunales laicos para resolver las disputas familiares en lugar de estar bajo la jurisdicción de la sharía islámica, lo que pone fin a una obligación de hace un siglo.

La legislación, aprobada en el parlamento griego el martes (9 de enero), permite a los musulmanes presentarse ante un tribunal griego para asuntos de divorcio, custodia de menores y herencia en lugar de apelar a los juristas islámicos conocidos como muftís, a quienes los críticos han acusado de discriminar contra las mujeres.

El primer ministro griego Alexis Tsipras elogió la medida como un "paso histórico" que "extendió la igualdad ante la ley a todos los griegos".

El Primer Ministro griego Alexis Tsipras asiste a una sesión parlamentaria REUTERS/Costas Baltas

La cuestión se deriva de los tratados redactados entre Grecia y Turquía tras el colapso del imperio otomano.

El Tratado de Sevres de 1920 y el Tratado de Lausana de 1923 estipularon que las costumbres islámicas y el derecho religioso se aplicarían a los miles de musulmanes que se convirtieron en ciudadanos griegos.

El país alberga actualmente a unos 110.000 musulmanes, que residen principalmente en la región rural nororiental de Tracia, fronteriza con Turquía.

Los cambios aprobados el martes son consecuencia de una denuncia presentada por una viuda musulmana de 67 años ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por un litigio sucesorio con las hermanas de su difunto marido.

Después de ganar inicialmente una apelación a la justicia laica griega, el tribunal supremo dictaminó en 2013 que sólo un muftí tenía el poder de gobernar sobre asuntos de herencia que involucraban a miembros de la minoría musulmana.

En una declaración, Tsiparas dijo que como miembro de la Unión Europea, Grecia está comprometida con el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Añadió que el país debe avanzar de forma constante hacia reformas que "respeten los derechos y la calidad de vida" de la minoría musulmana de Tracia.