Última hora

Última hora

Versatil, única, Sonya Yoncheva debuta este año con arriesgados roles operísticos

Leyendo ahora:

Versatil, única, Sonya Yoncheva debuta este año con arriesgados roles operísticos

Tamaño de texto Aa Aa

La soprano búlgara nos habla de sus retos y del desafío de encarnar a Tosca

Elisabeth de Valois en “Don Carlos” en París, “Tosca” y pronto Luisa Miller en Nueva York y más tarde Imogene en “El pirata” de Bellini, en Milán. Esta temporada, Sonya Yoncheva se estrena en varios roles que prepara metódicamente y con pragmatismo.

Punto de vista

Es mejor cuando conoces a tus colegas porque sabes cómo actuar con ellos en el escenario; pero al mismo tiempo, en el mundo de la ópera, no nos ponemos límites. Por ejemplo ya me ha ocurrido tener que cantar con un tenor que no conocía cinco minutos antes. Teníamos escenas de amor largas y funcionó

Sonya Yoncheva Soprano

Define este periodo de su vida profesional como “muy exultante. Intento no pensar mucho en ello y concentrarme en lo que hago”, confiesa. Siempre digo que la música ayuda muchísimo porque para mí sería mucho más difícil tener que memorizar sólo el texto. Evidentemente he escuchado todas estras obras muchísimas veces en mi vida. Tosca por ejemplo, la he oído probablemente centenares de veces antes de estudiarla… asi que no ha sido muy difícil. He escuchado practicamente todas las grabaciones y también he asistido a las representaciones para ver cómo interpretaban el papel mis colegas. He aprendido mucho de ellos porque cuando ves a otros cantantes en el escenario, como es también tu oficio, te das cuenta de las pequeñas diferencias y eso puede ayudarte a superar ciertos pasajes complicados. Asi que, efectivamente he escuchado practicamente todas las versiones que existen tanto en audio como en vídeo y me han servido de fuente de inspiración.”

No es la primera vez que Yoncheva comparte escenario con Vittorio Grigolo y Željko Lučić.

“Es mejor cuando conoces a tus colegas porque sabes cómo actuar con ellos en el escenario; sabes qué quieren y todo es mucho más predecible; pero al mismo tiempo, en el mundo de la ópera, no nos ponemos límites. Por ejemplo ya me ha ocurrido tener que cantar con un tenor que acababa de llegar 5 minutos antes de la actuación. Nunca le había visto; teníamos escenas de amor largas y funcionó. Es así, somos artistas y nos damos por completo”, concluye.

Más de musica