Última hora

Última hora

Alemania asegura que pasaron los momentos de mayor afluencia de refugiados

Leyendo ahora:

Alemania asegura que pasaron los momentos de mayor afluencia de refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

Los casos son muy distintos según países; unos por no aceptarlos, como España, incumpliendo las cotas mínimas asignadas a cada estado y otros por vivir las consecuencias de una integración no siempre fácil como ocurre en Alemania y Francia.

Alemania aceptó el año pasado casi 187.000 refugiados, de entre ellos decenas de miles de menores que llegaban solos. El Ministerio del Interior de Alemania asegura que ya pasaron los momentos de mayor número de peticiones en los momentos peores de la crisis.

La superación de esa crisis ebn Europa estaría relacionada entre otros elementos con la cuestionada retención de refugiados por Turquía pactada con la Unión Europea. También con el papel de Libia como estado disuasorio de paso por la quiebra de derechos humanos denunciados en su trato con los refugiados.

Amnistía Internacional ve un cambio en los tribunales alemanes que deciden sobre las medidas de asilo. Para Franziska Vilmar, experta en políticas de refugiados y asilo de Amnistía Internacional: "Para decirlo en otras palabras: los tribunales están tratando de restaurar la calidad de las decisiones. Una calidad que no existía en los procedimientos administrativos previos de la Oficina Federal de Inmigración. Esto también podría empujar a decir al próximo gobierno: si los tribunales están sobresaturados, tal vez deberíamos separar las peticiones de reunificación familiar, de la protección subsidiaria a otros refugiados. Porque en este momento la mayor de las quejas tienen que ver con que existe un uso excesivo del derecho a la reunificación familiar".

Francia registró un número récord de solicitudes de asilo en 2017. Aceptó a 262.000 refugiados. Los albaneses encabezan la lista a pesar de las pocas posibilidades de obtener el estatuto de refugiado en comparación con las víctimas de guerra de lugares devastados de Siria o Afganistán.

Una crisis migratoria de más de dos años de duración ha causado que la inmigración se convierta en un problema político importante en Francia. Las solicitudes oficiales de asilo aumentaron un 17 por ciento para superar las 100.000, la más alta "en al menos cuatro décadas", según Pascal Brice, jefe de la Oficina de Francia para la Protección de Refugiados y Apátridas.