Última hora

Última hora

Daria Bilolid impone su jerarquía en el judo con solo 17 años

Primera jornada del Gran Premio de Túnez, el primer evento de 2018 en la gira mundial de la Federación Internacional de Judo.

Leyendo ahora:

Daria Bilolid impone su jerarquía en el judo con solo 17 años

Tamaño de texto Aa Aa

Primera jornada del Gran Premio de Túnez, el primer evento de 2018 en la gira mundial de la Federación Internacional de Judo. La mujer del día ha sido la campeona europea Daria Bilodid. Con solo 17 años, su jerarquía nunca se ha visto amenazada por sus oponentes de más edad y ha conseguido su segunda medalla de oro. La ucraniana se ha impuesto en la final a la rumana Alexandra Pop en la categoría de menos de 48 kilos gracias a se frecuente técnica de SanGaku Gatame. La ministra tunecina de Deportes y Juventud, Majdouline Cherni, le ha colgado el galardón.

“Estoy feliz porque es una medalla de oro y me gusta ganarlas. Es mi técnica, la uso con frecuencia y hoy tenía muchas posibilidades de utilizarla”, ha explicado Bilodid.

En la categoría de menos de 60 kilos, el francés Walide Khyar ha obtenido su primera medalla de oro en un gran premio. Sus aptitudes ya se vieron en 2016, cuando logró el campeonato europeo. En Túnez el público le ha mostrado su entrega después de aplicarle una espectacular Ura nage al esloveno Trbovc, anotando un ippon y alzándose a lo más alto del podio.

La brasileña Jessica Pereira se ha enfrentado a la kosovar Distria Krasniqi en la final de menos de 52 kilos. Ha sido la campeona sudamericana la que ha vencido tras un por ippon. El presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer, le ha entregado la medalla de oro.

Otra de las caras nuevas ha estado en la categoría de menos de 66 kilos, donde el uzbeko Shakhram Akhadov se ha batido en un duelo épico con el japonés Fujisaka Taroh. Akhadov ha conseguido gracias a un waza ari asegurar el metal dorado y ha certificado el potencial de Uzbekistán en los pesos ligeros masculinos.

En menos de 57 kilos la kosovar Nora Gjakova ha seguido mostrando el excelente estado de forma con el que ganó el Gran Premio de La Haya. En la semifinal ha derrotado a la panameña Miryam Roper y en la final se ha enfrentado con menos brillo a la coreana Kwon Yu Jeong, a la que ha repelido un ataque que le ha supuesto un waza ari. De esta forma, Gjakova ha obtenido su tercer Gran Premio consecutivo.

Roper se ha enfrentado a Jaione Equisoain en el duelo por el tercer puesto. Tan solo veinte segundos ha necesitado para sorprender a la española con su característico Kosoto gake y compensar su derrota con una merecida medalla de bronce.