Última hora

Última hora

La judoka Kim Pollíng afronta la temporada con una victoria en Túnez

Kim Polling es la mujer de la segunda jornada del Gran Premio de Túnez de Judo.

Leyendo ahora:

La judoka Kim Pollíng afronta la temporada con una victoria en Túnez

Tamaño de texto Aa Aa

Kim Polling es la mujer de la segunda jornada del Gran Premio de Túnez de Judo. La holandesa se impuso en la categoría de menos de setenta kilos a la belga Roxanne Taeymans, a la que endosó dos waza ari, el primero con un contraataque Tani otoshi y el segundo con un Seoi nage. Tras el oro del Gran Premio de la Haya, este último triunfo puede dar a Polling la confianza necesaria para afrontar la temporada de 2018.

El presidente de la Federación de Judo de Túnez, Skander Hachicha, fue el encargado de colgarle el galardón y ella pone la vista en el futuro más próximo: “Antes de París quería competir en un torneo, así que decidí venir aquí. Estoy muy contenta de haber ganado todos los combates por ippon o con dos waza ari y después ippon. Me ha dado confianza. Estoy feliz de ir a París con esta medalla de oro y, por supuesto, con la que gané en La Haya, pero esta última es de hace ya dos meses, pueden pasar muchas cosas en este tiempo, así que esta victoria me da la confianza para ir a París.”

La otra cara del día fue el kazajo Zhansay Smagulov, campeón en la categoría de menos de 73 kilos. En el camino hacia la final utilizo un ataque con hombro contra el francés Benjamin Axus antes de enfrentarse en la final al kosovar Akil Gjakova. Las cosas empezarón a ir para Smagulov con un tempranero waza ari. Después de la victoria en Tashkent el pasado año, ha conseguido un segundo oro en tan solo seis meses en el World Judo Tour. Momentos después una deslumbrante combinación pilló a su oponente con la guardia bajo, anotando un ippon que supuso el primer metal dorado para Kazajistán en Túnez. Con un judo como este, Smagulov puede ser uno de los nombres de 2018. Él asegura estar “muy orgulloso de haber ganado en Túnez por representar a mi país y por mi actuación.”

El oro en menos de 63 kilos ha sido para la campeona olímpica eslovena Tina Trstenkaj, tras imponerse a la japonesa Aimi Nouchi con un waza ari. Ahora, el objetivo es mantener el título mundial en Baku a finales de año. Stanislav Semenov ha vencido al turco Vedat Albayrak en la final de la categoría de menos de 81 kilos. El judoka ruso tomó ventaja con un waza ari para luego atacar con el fin de poner la espalda de su oponente sobre el tatami. A pesar de no lograr el objetivo, mantuvo una posición privilegiada para asegurar el campeonato.

El movimiento de la jornada lo ha llevado a cabo el japonés Kenya Kohara, con un bello Uchi Mata contra Eoin Coughlan. A pesar de no poder estar en la final, Kohara logró la medalla de bronce ante el croata Dominik Druzeta con un fabuloso Osoto otoshi.