Última hora

Última hora

Homenajes espontáneos a Paul Bocuse en su mercado de Lyon

Les Halles Paul Bocuse, en la ciudad francesa de Lyon, se ha llenado de personas deseosas de rendir homenaje al gran chef fallecido este sábado. Hablamos con profesionales que le conocieron y le admiran.

Leyendo ahora:

Homenajes espontáneos a Paul Bocuse en su mercado de Lyon

Tamaño de texto Aa Aa

Paul Bocuse sigue más vivo que nunca en Les Halles, el mercado que llevan su nombre en la ciudad francesa de Lyon. Gracias a su figura, gran parte de sus puestos y marcas han adquirido renombre internacional.

"Este mercado constituye el corazón de la gastronomía de Lyon. Paul Bocuse lo frecuentaba. Venía él mismo a elegir los productos. Muchos lo han conocido personalmente y guardan un gran recuerdo de él".

Entre sus amigos más cercanos, la quesera Renée Richard. Bocuse hizo que sus quesos fueran mundialmente famososos. Está triste, pero le toca trabajar.

" Acostumbraba a venir los domingos por la mañana a tomar un café", recuerda Renée Richard. "Evidentemente, la gente que pasaba lo reconocía. Era una estrella, pero él no vivía para nada como tal. Era muy abierto y respondía a las preguntas de la gente. Le gustaba charlar con todo el mundo".

Aunque viajaba mucho, el gran chef se mantenía fiel a la cocina tradicional francesa y promovía ingredientes locales y regionales, que conocía a la perfección.

"El señor Paul hablaba del pollo de Bresse en todo el mundo por su calidad y su sabor", recuerda el carnicero Maurice Trolliet. "Examinaba el ojo, la cresta, lo cogía para saber cuánto pesaba. Amaba asarlo en un horno de leña".

Las exequias del papa de la gastronomía tendrán lugar el próximo viernes en Lyon. Hasta entonces los homenajes continuarán multiplicándose por toda Francia.

"Nos ha impresionado mucho. Es todo un capítulo de la historia", asegura una turista suiza. "Estábamos en Lyon y pensábamos venir a Les Halles. Es simbólico, un homenaje":

"Estoy aquí para rendir homenaje a Paul y todo lo que apoyaba, la comida, el vino, y para tener un bonito día en el mercado", cuenta un turista galés.