Última hora

Última hora

Davos: El secreto de la recuperación económica de Portugal

Euronews entrevista en Davos al ministro portugués de Economía, Manuel Caldeira Cabral.

Leyendo ahora:

Davos: El secreto de la recuperación económica de Portugal

Tamaño de texto Aa Aa

Sasha Vakulina: “Hola y bienvenidos otra vez al Foro Económico Mundial. El tiempo ha mejorado finalmente en Davos, lo que añade aún más optimismo al buen ambiente que reina entre los delegados. Los directores ejecutivos son más optimistas ahora sobre el panorama económico de lo que han sido en años, según una encuesta de la consultora PriceWaterhouseCoopers. El 57% espera que el crecimiento mundial mejore este año. Y lo mismo opinan muchos políticos.

He hablado con el ministro de Economía de Portugal sobre la situación actual del país y le he preguntado cómo Portugal ha conseguido acelerar su recuperación desde la crisis de la Eurozona y si deberíamos preocuparnos de que el crecimiento en Portugal y en Europa pudiera descarrilarse.

Manuel Caldeira Cabral, ministro de Economía de Portugal: ““Creo que el secreto fue cambiar de una política de austeridad a una política moderada; una política bastante responsable en términos de reducir la deuda pública, reducir la deuda pública pero dando espacio para el crecimiento. Con esta política dimos más confianza a la gente y también a los inversores. Y estamos obteniendo un importante crecimiento en las inversiones, tanto las nacionales como las extranjeras están creciendo a niveles récord en los últimos 20 años. Este crecimiento tiene que ver con la confianza y creo que fue el cambio de política lo que lo hizo posible.

Pero también creo que el crecimiento que se está produciendo en Portugal es distribuido. No es solo una parte de la sociedad la que se beneficia de él, también los más pobres están mejorando su situación. El año pasado tuvimos una importante reducción de la tasa de pobreza y también un gran crecimiento en empleo, lo que significa que estamos consiguiendo más crecimiento, un crecimiento mejor, ya que se basa en las exportaciones y en las inversiones. Es, también, un crecimiento más inclusivo lo que significa mejores empleos, más empleo para jóvenes y también la reducción de la pobreza, que es un objetivo importante para todos los gobiernos.

Si Europa mira al futuro y solo piensa en el brexit, en problemas y cuestiones financieras, no va a movilizar a su juventud, a sus ciudadanos. Pero si mira adelante y se reafirma como una región en el mundo que está abierta al comercio, que está comprometida con la innovación, que está comprometida con un crecimiento inclusivo… creo que es un proyecto que puede unir a mucha gente en torno a él. Es un proyecto que puede construir puentes con Sudamérica y también con otras partes del mundo.

Sasha Vakulina: “En la actualización de su informe de ‘Perspectivas Económicas Globales’, el FMl advirtió sobre no caer en la complacencia respecto al crecimiento. Para darnos un baño de realidad, o de nieve, hemos intentado descubrir qué podría ir mal con la economía mundial y qué podría desatar la próxima crisis”.

Kenneth Rogoff, economista de la Universidad de Harvard: “Realmente los precios de las acciones están muy altos, pero los intereses son muy bajos y eso, para mí… Si me preguntas qué podría hacer que las cosas fueran a peor rápidamente, podría ser algo que hiciera que subieran los tipos de interés globales, que aumentaran más rápido de lo que espera el mercado.

Y podría venir de una crisis en China que impidiera el flujo de dinero, que es cuando se mantienen bajos los tipos de interés. También podría ocurrir porque algunos países de Europa… Francia lo está mejor, Alemania va bien, Estados Unidos empieza a estar mejor, pero otros países no.

Quizás Japón e Italia disfruten ahora del crecimiento, pero no lo suficiente como para pagar su deuda cuando aumenten los tipos de interés. Hay mercados emergentes que lo están haciendo mejor. Rusia y Brasil han tenido historias de éxito, pero si los tipos de interés mundiales aumentan creo que será duro”.

Sobre el brexit

“No es bueno para ninguna de las partes la incertidumbre que provoca el brexit, no hay nada bueno. Creo que lo mejor sería, por un lado, hacer los menos cambios posibles. Por otro lado, los europeos necesitan negociar agresivamente porque ¡puede ser que alguien más decida hacer lo mismo! Así que creo que el brexit va a ser bastante malo para el Reino Unido y también para la UE. Y creo que los europeos deberían ser sabios y no tratar solo castigar al Reino Unido, sino intentar mantener el ritmo de crecimiento, no hundir el barco, intentar ser más generosos en lo que acordaron con el Reino Unido y dejar los problemas para más adelante”.