Última hora

Última hora

Las crecidas fluviales ponen en alerta a Francia

Leyendo ahora:

Las crecidas fluviales ponen en alerta a Francia

Las crecidas fluviales ponen en alerta a Francia
© Copyright :
REUTERS/Gonzalo Fuentes
Tamaño de texto Aa Aa

Las inundaciones que afectan a cuencas del norte y el noreste de Francia, y que seguirán agravándose este fin de semana cuando se espera en París un pico del nivel del río Sena, que se ha salido de su cauce en algunos tramos, han hecho necesaria hoy la intervención del Ejército.

El Museo del Louvre decidió hoy el cierre del nivel bajo del departamento de Artes del Islam al menos hasta el próximo domingo "con carácter preventivo" ante la posible subida del Sena en la capital.

En un comunicado, la dirección del Louvre indicó que la célula de crisis activada a comienzos de semana, que "sigue en tiempo real" la evolución, ha puesto en práctica medidas de protección del museo.

La alcaldesa de Villeneuve Saint Georges (afueras de París), Sylvie Altman, anunció a los medios la llegada de camiones militares para tratar de contener el desbordamiento de los ríos Yerres y Sena en dos barrios donde desde ayer se había procedido a evacuaciones preventivas de los habitantes.

Un total de 23 departamentos del centenar que hay en Francia, todos ellos en la parte norte y noreste del país, estaban esta mañana en alerta naranja, la segunda más elevada, por riesgo de crecidas de ríos, sobre todo en la cuenca alta del Ródano y en la del Sena, según el mapa de los servicios meteorológicos Météo France.

En el caso del Sena, a su paso por París superaba esta mañana los 5,10 metros respecto a su nivel de referencia en el puente de Austerlitz, y la situación va a empeorar, prevé el organismo de vigilancia Vigicrues en su página internet.

Mañana, la cota se espera entre 5,3 y 5,6 metros, el viernes entre 5,6 y 5,8 metros, para llegar a un máximo durante el fin de semana, en una horquilla entre 5,8 y 6,2 metros.

De llegar a los 6,2 metros se superaría el nivel alcanzado en las anteriores inundaciones, en mayo y junio de 2016, cuando en la región de París y en algunas limítrofes murieron dos personas y hubo daños materiales estimados en más de 1.000 millones de euros.

No obstante, estaría lejos de los 8,62 metros de las históricas inundaciones que asolaron París en 1910.

Una mujer de 60 años se ahogó ayer en Alsacia (noreste) al caerse al río Bruche a su paso por Molsheim cuando se acercó para observar la crecida, informó la emisora de radio "France Bleu".

A causa de la subida de las aguas, el Sena en París ha inundado hoy algunas de las vías de circulación que hay en sus muelles, y que han sido cerradas al tráfico por el Ayuntamiento, que en un comunicado precisó que ha levantado barreras para contener eventuales desbordamientos en algunos puntos de los distritos XII, XV y XVI.

El Ayuntamiento señaló que también ha cerrado algunos jardines próximos al Sena, como el de la Isla de los Cisnes o el de Tino Rossi, que se han evacuado las gabarras, y sus amarres han sido reforzados por los bomberos.

Además, recomendó a los habitantes que no almacenen bienes de valor en las bodegas o en subterráneos, ya que podrían resultar dañados por la subida del nivel freático.

De forma preventiva está interrumpido al menos hasta mañana el servicio del RER C, una de las líneas de trenes de cercanías de la ciudad en un tramo que discurre paralelo al río, entre las estaciones de Boulainvilliers y Saint Michel.