Última hora

Última hora

Chipre, hacia una difícil reunificación pacífica

Leyendo ahora:

Chipre, hacia una difícil reunificación pacífica

Chipre, hacia una difícil reunificación pacífica
Tamaño de texto Aa Aa

Nicosia, la única capital dividida de Europa. De un lado, es la capital de la República Turca del Norte de Chipre, sólo reconocida por Ankara. Del otro, está la República de Chipre donde reside el 80% de la población de la isla, de origen griego

Una "Línea Verde" separa a las dos comunidades desde 1974, cuando Turquía invadió Chipre después de un golpe orquestado por la junta militar griega que destituyó al gobierno legítimo de Chipre.

"Esperamos es que el invasor turco se vaya y que los turcochipriotas se queden. Los turcochipriotas deben recuperar lo que les pertenece en cuanto a propiedades y tierras. Pero desgraciadamente muchos políticos aprovechan la disputa chipriota para hacer carrera" dice este chipriota de origen griego.

Una nueva alianza de Gobierno socialdemócrata y proeuropeo, que ha desplazado al Partido Nacionalista a la oposición, podría dar un nuevo impulso a las negociaciones de reunificación a pesar del fracaso de los últimos contactos en Crans-Montana.

"No veo ninguna iniciativa después de las elecciones. Creo que veremos los esfuerzos habituales de negociación en Chipre. Pero ya veremos si realmente se involucran otros países a nivel internacional. Dependerá mucho de cómo estén las cosas en Turquía. No olvidemos que están en período de elecciones y el presidente Erdogan probablemente no querrá hacer nada respecto a este tema", asegura no muy optimista, el analista político George Kaskanis.

"El debate político se intensificó pocos días antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales por la intervención del líder turcochipriota. Mustafa Akinci dijo que el mapa sobre los territorios en disputa ya no está sobre la mesa, lo que significa que incluso si las negociaciones se reinician tras de las elecciones, será muy difícil comenzar en el mismo punto."

Desde Nicosia, un reportaje de Efi Koutsokosta para Euronews.