Última hora

Última hora

El vino de Madeira apuesta por aumentar las exportaciones y atraer a jóvenes y mujeres

Seis mujeres se lanzan a exportar el vino de Maderira a nivel internacional tomando como referencia una clientela joven y femenina

Leyendo ahora:

El vino de Madeira apuesta por aumentar las exportaciones y atraer a jóvenes y mujeres

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo adaptarse para mejorar las exportaciones? Visitamos una empresa en Madeira que comercializa el vino de la isla para seducir a una nueva clientela internacional.

Punto de vista

El equipo que lidera el proyecto es innovador, está compuesto exclusivamente de mujeres. El producto tiene un grado de alcohol más bajo, la selección de la uva se hace manualmente y se usan variedades cultivadas en Porto Santo

Suzanne Pedro Directora financiera

¿Cómo pueden las pymes conquistar nuevos mercados internacionales?

  • Sólo unas pocas pequeñas empresas en Europa exportan sus productos o servicios más allá de la UE. Pero los estudios muestran que las pymes internacionales crean más empleos y son más innovadoras que las pymes que venden solo en su propio país.
  • Para una empresa de vinos con sede en Madeira, internacionalizarse es una parte crucial del negocio. Madeira Vintners está formada exclusivamente por mujeres. Producen vino añejo de Madeira con un contenido de alcohol inferior al 17%. Su objetivo es atraer a consimidoras de todo el mundo y vender sus productos de alta calidad, a nivel mundial.
  • Todo el proceso, desde el vínculo con los viticultores hasta las fases de control y selección; la producción y las ventas, lo llevan a cabo mujeres altamente calificadas.
  • El vino que etiquetan registró un aumento en las ventas del 100% entre 2016 y 2017 y ha ganado varios concursos internacionales.
  • Madeira Vintners, fundada por la Cooperativa Agrícola de Funchal, recibió financiación de la UE a través del programa de desarrollo regional PRODERAM. También participó en la edición 2017 de los Premios Europeos a la promoción empresarial en la categoría “Apoyo a la internacionalización de las empresas”.
  • Los Premios Europeos a la promoción empresarial(EEPA) recompensan organizaciones o proyectos en Europa, que promueven el emprendimiento y las pequeñas empresas a nivel nacional, regional y local.

Business Planet está esta semana en Madeira para hablarles de un desafio al que tienen que enfrentarse muchos empresarios: encontrar nuevos clientes a nivel internacional. Un reto aún mayor cuando, la empresa está en una isla, como aquí. José Antonio de Coito Pita, preside la cooperativa agrícola de Funchal. Y hace cinco años lanzó una nueva marca de vino de Madeira. Explica que realizaron “un estudio y llegamos a la conclusión de que era posible crear una empresa produciendo y comercializando el vino de Madeira, que es excepcional. Tomamos como referencia la sutilidad de las mujeres de Madeira. Intentamos atraer a una clientela joven y femenina.”

Concretamente hay seis mujeres detrás de este proyecto: Suzanne Pedro, directora financiera; Micaela Martins y Cristina Nóbrega, agrónomas; Lisandra Gonçalves, enóloga; Gabriela Pestana, comercial y Jacinta Pedra, jurista.

Su etiqueta es la más reciente entre las comercializadas hasta ahora. Una novedad destacada, ya que en los últimos 80 años este mercado ha estado dominado por hombres en toda la cadena: desde la producción al consumo. Para conquistar a una nueva clientela había que elaborar un producto innovador y ser creativo. Suzanne Pedro destaca que “el equipo que lidera el proyecto es innovador, está compuesto exclusivamente de mujeres. El producto tiene un grado de alcohol más bajo, la selección de la uva se hace manualmente y se usan variedades cultivadas en Porto Santo.”

Para conseguir la apelación “vino de Madeira” el caldo tiene que envejecer durante un mínimo de tres años. La primera “cuvée” salió al mercado en 2016. Se distribuyó gracias a la red de la cooperativa agrícola de Funchal y fue un éxito.
Esta nueva línea, premiada en los concursos internacionales, ha despertado la curiosidad de los turistas. Suzanne Pedro explica que “las ventas se duplicaron entre 2016 y 1017, gracias la demanda procedente de Estados Unidos. Este año, vamos a introducir en el mercado nuestro primer vino de 5 años. Saldrá a la venta el 8 de marzo, día de la mujer.

La iniciativa ha sido financiada, en dos terceras partes, por fondos europeos y ha permitido la creación de seis puestos de trabajo cualificados y la posibilidad de expansión de los viticultures locales. Una aventura humana que fue finalista de los Premios Europeos a la Promoción Empresarial 2017, en la categoria “internacionalización”

José António de Coito Pita añade que la próxima etapa se declina en cuatro aspectos: “innovación, marketing, conocimiento e historia. El vino de Madeira tiene todo de su parte para tener éxito entre los jóvenes y el público femenino, tanto en Portugal como en el extranjero”. Su consejo para quienes quieran intentar una experiencia similar es el siguiente: “Si se tienes un buen proyecto, un buen equipo, y si crees en él, tienes el apoyo de las instancias locales y nacionales, si sabes usar las redes sociales… todo es posible. Para ganar hay que creer.”

El vino de Madeira empezó a producirse hace, al menos, cinco siglos. Las primeras viñas fueron intoducidas por los ingleses durante la colonización. El suelo volcánico de la isla, su clima y las cepas procedentes de muchos lugares del mundo por ser una zona de tránsito contibuyen a su calidad. La isla cuenta con 2.500 hectáreas de viñedos y el Madeira es un vino añejo reconocido y apreciado internacionalmente.