Última hora

Última hora

Malos tiempos para Wall Street

Leyendo ahora:

Malos tiempos para Wall Street

Malos tiempos para Wall Street
Tamaño de texto Aa Aa

Wall Street va camino de cerrar su peor semana en mucho tiempo.

El parqué neoyorquino volvió a caer más de un 4 por ciento, el jueves, tras sufrir el lunes el peor 'crash' desde 2011, con la caída histórica del Dow Jones de un 4,6%. La jornada estuvo marcada, de nuevo, por la volatilidad. 

"Hemos visto un aumento en la volatilidad, porque ahora hay muchos inversores que invierten aprovechando esa inestabilidad a la baja. Ahora se pueden comprar fondos en esas condiciones que dan beneficios. Ha sido más una razón técnica, debido esa venta masiva inicial esta semana. Creo que ahora hay más inversores que adoptan un enfoque más defensivo en el mercado simplemente como una reacción a la brusca caída de los precios que hemos tenido", explica el jefe de Investigación en London Capital Group, Jasper Lawler.

Wall Street arrastró a los mercados asiáticos. El Nikkei cerró con bajadas del 2,3%.

También se achaca al desplome de Wall Street el temor de los inversores a que la baja inflación en Estados Unidos haga subir los tipos de interés y se encarezca el precio del dinero. "En términos de inflación, todavía estamos en niveles muy bajos. Pero nos alejamos del período de muy baja inflación porque está subiendo", añade Lawler.

Tras el lunes negro en Wall Street, en Europa también se vivieron momentos de pánico. El Dax de Fráncfort llegó a caer más de un 5%, aunque después sus pérdidas se moderaron. Las caídas fueron de entre el 2 y el 3 por ciento, al cierre, menos de los que se llegó a temer.

"Las acciones europeas no han subido tanto como las acciones estadounidenses, ni en enero ni en los últimos doce meses. Así que, podemos decir que no han subido enormemente, y por lo tanto no cayeron mucho. No habían sido tan sobrevaloradas como en Estados Unidos", recuerda Lawler.

Las bolsas europeas han resistido tímidamente a los malos vientos que llegan desde el otro lado del Atlántico, aunque al final han cerrado este viernes con pérdidas moderadas.