Última hora

Última hora

Concluye la "operación seducción" de la hermana del líder norcoreano

Leyendo ahora:

Concluye la "operación seducción" de la hermana del líder norcoreano

Tamaño de texto Aa Aa

Concluye la histórica visita a Corea del Sur de Kim Yo-Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un. Antes de retornar al norte y cruzar la frontera más militarizada del mundo, Kim Yo-Jong ha invitado al presidente del Sur, Moon Jae-in, a que visite oficialmente Pionyang.

Liderada por el presidente honorífico de Corea del Norte, Kim Yong-nam, la delegación norcoreana ha almorzado con el primer ministro surcoreano, Lee Nak-yeon, y ha asistido a un concierto junto a Moon Jae-in. Los contactos entre las autoridades de ambos países se han multiplicado al amparo de unos Juegos de invierno que, pese al escepticismo de Washington, parecen haber llevado el espíritu de la paz olímpica a la península de Corea.

Realidad o puesta en escena, lo cierto es que el acercamiento entre las dos Coreas no contenta a todos en el sur. Cientos de personas han manifestado en Seúl blandiendo banderas surcoreanas y estadounidenses para mostrar su rechazo a la visita de Kim Yo-Jong. A pesar de ser pocos, molestan lo suficiente para que los medios estatales norcoreanos arremetan con violencia contra ellos.

Kim Yo-Jong, la "Ivanka Trump" del régimen norcoreano

La hermana pequeña de Kim Jong-un ha sorprendido gratamente a millones de surcoreanos. Aunque su figura podría despertar una gran desconfianza, ya que es quien maneja la "imagen" del líder norcoreano y tiene cada vez más poder dentro del régimen, su porte sencillo y elegante sumado a una sonrisa casi permanente tan enigmática como la de la Gioconda, ha deleitado a los medios de Corea de Sur. Algunos la han llegado a comparar con Ivanka Trump, el "rostro dulce" que suaviza el discurso áspero de su padre (en este caso, de su hermano).

Lo cierto es que ha sido la protagonista indiscutible de una visita histórica que ha reavivado el sentimiento de que la reconciliación es posible entre dos pueblos hermanos y que están técnicamente en guerra desde 1953. Kim Yo-Jong, el primer miembro de la familia que "reina" en el norte desde hace siete décadas, ha sido vista más como una princesa que como la mano del derecha del hombre que maneja con mano de hierro el último régimen estalinista del planeta.