Última hora

Última hora

Merkel se tambalea por las tensiones que genera el pacto de coalición

Leyendo ahora:

Merkel se tambalea por las tensiones que genera el pacto de coalición

Merkel se tambalea por las tensiones que genera el pacto de coalición
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania toma consciencia del coste político de la gran coalición entre socialdemócratas y cristianodemócratas. Desde que se anunció, ambas formaciones sufren tensiones internas que han puesto en entredicho la fortaleza de sus líderes. Con su autoridad tambaleándose, la canciller alemana, Ángela Merkel, hizo el domingo una rara aparición en la televisión para defender el pacto de Gobierno: 

"No hay duda de que en la CDU pagamos un alto precio por este gobierno, por un gobierno estable... y desde el punto de vista interno, con posiciones muy fuertes de la CSU (la rama bávara de la CDU). Pero puedo decir que el Ministerio del Interior es nuestro, la integración es nuestra, hemos recuperado el control de la Construcción, de la Vivienda... Fue una decisión muy consciente. Llegados a un punto, dijimos: sí, esto puede funcionar... Aunque sabía y sentía también que iba a ser doloroso", dijo Merkel.

La canciller se esforzó en explicar por qué los cristianodemócratas habían cedido seis ministerios claves al SPD (Justicia, Familia, Asuntos Exteriores, Trabajo y Asuntos Sociales,  Medioambiente y Finanzas), una formación que solo consiguió un 20% de los votos y que además deberá someter el acuerdo de coalición a una consulta interna cuyo resultado no se conocerá hasta principios de marzo:

  • "Antes que nada, quiero decir que deseo que la votación de los miembros del SPD tenga éxito... Hemos creado la base para que así sea mediante negociaciones justas. En la CDU estamos orgullosos del resultado y creo que el SPD puede decir lo mismo", sentenció.

Merkel insistió en que la única alternativa a no pactar era convocar nuevas elecciones, una opción que asusta en Alemania ante el auge creciente de la ultraderecha. 

La gran coalición también ha pasado factura al SPD. Martin Schulz, que será sustituido este martes en la presidencia de la formación por Andrea Nahles, tuvo que renunciar a ser el futuro ministro de Exteriores debido al aluvión de críticas que recibió cuando comenzó a circular una lista de nombres de posibles ministros socialdemócratas. En el partido, muchos le recuerdan que tras el batacazo de las pasadas elecciones, en las que el SPD obtuvo un mínimo histórico, repitió hasta la saciedad que no reeditaría la coalición con la CDU. Para tratar de apaciguar las aguas y evitar que la consulta interna sobre el acuerdo se convierta en una guerra de nombres (los de los "ministrables"), la formación ha decidido suspender la publicación del reparto de carteras hasta que no se conozca el resultado de la consulta.