Última hora

Última hora

Islandia propone prohibir la circuncisión de niños

Una polémica propuesta para prohibir la circuncisión de niños varones en Islandia ha sido rechazada por líderes religiosos en toda Europa.

Leyendo ahora:

Islandia propone prohibir la circuncisión de niños

Tamaño de texto Aa Aa

Los líderes judíos en Europa han criticado un proyecto de ley que pretende prohibir la circuncisión de los niños en Islandia.

Dicen que el proyecto de ley -que se debatirá en el Parlamento islandés en las próximas semanas- sería un ataque al judaísmo.

La propuesta ha sido presentada por la diputada del Partido Progresista Silja Dögg Gunnarsdóttir y cuenta con el apoyo de varios políticos islandeses.

Circuncidar a las niñas ha sido ilegal en Islandia desde 2005, pero no hay ninguna medida para los niños, dijo Gunnarsdóttir a Euronews.

El proyecto de ley propone una pena de seis años de prisión para cualquier persona declarada culpable de "extirpar parte o la totalidad de los órganos sexuales del niño".

Pero los líderes religiosos -incluidos los de la comunidad judía y católica- rechazan este plan.

Las Comunidades Judías en los Países Nórdicos dijeron que si la ley es aprobada impedirá a sus hermanos establecerse en Islandia.

“Islandia sería el único país en prohibir uno de los ritos más centrales, si no el más central de la tradición judía en los tiempos modernos", continua la carta.

“Pero no sería la primera vez en la larga tradición del pueblo judío. A lo largo de la historia, más de un régimen opresivo ha intentado suprimir a nuestro pueblo y erradicar el judaísmo prohibiendo nuestras prácticas religiosas."

"Esta carta podría ser percibida como una intromisión en los asuntos internos de Islandia. ¿Y por qué debería importarnos? La razón es que están a punto de atacar al judaísmo de una manera que concierne a los judíos de todo el mundo. Si cualquier país con pocos habitantes cristianos prohibiera un rito central en el cristianismo, como la comunión, por ejemplo, estamos seguros de que todo el mundo cristiano también reaccionaría".

Gunnarsdóttir dijo que las comunidades judías y musulmanas no son muy grandes en Islandia, pero que se estaban volviendo más comunes.

Y explica que, aunque las circuncisiones basadas en motivos religiosos eran raras, no eran desconocidas.

“Lo veo como un asunto de protección infantil ", agregó Gunnarsdóttir. “En Islandia reconocemos el derecho a creer, pero también reconocemos el derecho y la libertad de cada uno para elegir y tener sus opiniones.”

“Soy firme en esto, se le debe permitir a la gente tener sus creencias en cuanto a ellos mismos, pero hay que trazar la línea cuando se trata de otras personas. Los niños también deben tener sus derechos para tener sus propias creencias en la adultez ".

Gunnarsdóttir dijo que estaba actuando siguiendo los consejos emitidos por defensores del niño en cinco países nórdicos. Estos afirmaron en 2013 que "la circuncisión sin indicación médica en una persona incapaz de dar su consentimiento informado entra en conflicto con los principios básicos de la ética médica, en particular porque la operación es irreversible, dolorosa y puede causar complicaciones graves".