Última hora

Última hora

Un abuelo de 80 años se va de Erasmus a Italia

Leyendo ahora:

Un abuelo de 80 años se va de Erasmus a Italia

Un abuelo de 80 años se va de Erasmus a Italia
© Copyright :
Universidad de Valencia
Tamaño de texto Aa Aa

Miguel Castillo, un notario jubilado, casado, padre de tres hijas y abuelo de seis nietos, no cumple con el perfil habitual del estudiante de Erasmus, sin embargo se está preparando para vivir una experiencia universitaria en Italia.

Estudiante de Historia en la Universidad de Valencia, Castillo cursará el próximo cuatrimestre en Verona, gracias al programa de intercambio europeo, a los 80 años de edad. 

La media de edad de los estudiantes españoles que participan en Erasmus en educación superior es de 22 años, según explica a Euronews el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación. "No obstante, todos los años hay estudiantes con edades avanzadas, pero no tenemos un registro de los estudiantes de mayor edad que hayan participado en el programa". 

"A modo de ejemplo, en 2015, último año con datos cerrados, participaron 9 estudiantes que tenían entre 60 y 65 años", indican.

Un infarto y cuatro baipás

Castillo se aventuró a retomar los libros porque la vida típica de jubilado de "atender a los nietos, pasear, jugar al golf y hacer un poco de ejercicio" no era suficiente, explica a la agencia de noticias EFE. Un infarto y cuatro baipás le dieron el empujón final.

"Tal vez fue la luz que alumbró un poco mi vida. Dije: 'Algo más hay que hacer, no me puedo quedar parado', y eso me dio ánimo para buscar dónde poder estudiar".

El octogenario que compartirá la experiencia Erasmus con su mujer, dice que ha contado con el apoyo de sus nietos desde el principio y anima a otras personas de su edad a "que no se encierren en casa" y a "que se abran al mundo". 

"Podemos aportar mucho y también recibir mucho de la sociedad", asegura.

Universidad de Valencia

De jubilado valenciano a estrella mediática

No solo el Erasmus le ha llegado a la tercera edad, sino también la fama. El teléfono móvil de Castillo no ha parado de sonar desde que demostrara que nunca es tarde para disfrutar del programa de intercambio europeo.

Euronews intentó contactar con él en varias ocasiones. La primera le interrumpió en la consulta del dentista, al que le hizo gracia la nueva fama de su octogenario paciente, según nos explicó Castillo. La entrevista fue entonces pospuesta para unas horas más tarde.

No obstante, a la hora fijada, tras varias llamadas a un teléfono continuamente ocupado, el último intento le coincidió con una actividad menos mundana. Castillo iba camino de la Universidad de Valencia, donde iba a filmar otra entrevista para la televisión.

Su día a día claramente ha salido de la rutina, incluso antes de poner un pie en Italia. Su cara también ha perdido el anonimato, todos queremos saber el secreto que mantiene joven el espíritu del "abuelo Erasmus".