Última hora

Última hora

¿Es el escándalo de Oxfam sólo la punta del iceberg?

Leyendo ahora:

¿Es el escándalo de Oxfam sólo la punta del iceberg?

¿Es el escándalo de Oxfam sólo la punta del iceberg?
Tamaño de texto Aa Aa

No es la primera vez que trabajadores humanitarios son acusados de abusos sexuales.

Tesa Arcilla, euronews:

Nos acompaña Andrew MacLeod, extrabajador humanitario y antiguo responsable de la Oficina de Coordinación de Emergencia Humanitaria de Naciones Unidas (ONU). Usted ha formulado graves acusaciones sobre el comportamiento de trabajadores de Naciones Unidas en zonas de conflicto o de crisis. ¿En qué punto estamos?

Andrew MacLeod, extrabajador humanitario:

"No sólo yo. Durante más de tres décadas se ha tenido conocimiento de casos de abusos sexuales, explotación y violación de menores no sólo en las zonas de conflicto sino también en áreas afectadas por desastres naturales. Kofi Annan dijo que el no haber podido acabar con la pedofilia es uno de sus pesares. Lo mismo dijo Ban Ki-moon. Entre estos dos hombres hay dos décadas de liderazgo en el mundo de la ayuda humanitaria internacional, que han reconocido el problema y que no han actuado de forma significativa".

euronews:

Otra cosa que también sorprende es que esto fuera un secreto a voces en el mundo de las oenegés. ¿Por qué y cómo ha sido esto posible durante tanto tiempo?

Andrew MacLeod, extrabajador humanitario:

"Existe la mentalidad de decir... bien esto sucede en la guerra. Y siempre resulta muy duro hablar de pedofilia, pero cuando se asume que esto símplemente sucede allí, entonces de repente el asunto desaparece de las prioridades. El responsable de la Agencia Nacional del Crimen británica, y su precedesor, venían alertando desde 1999 que en la medida en la que se había acabado con la pedofilia en el mundo desarrollado, los pederastas se trasladaban a los países en desarrollo para tener acceso a los menores. Es repugnante pero lógico. Son palabras de la autoridad contra el crimen, no mías. Y la metodología elegida por estos pedófilos para acceder a los niños es la vía de las organizaciones caritativas. Repugnante pero lógico. Pagamos a nuestros trabajadores humanitarios con nuestros impuestos, con nuestras donaciones. Y ellos no sólo están haciendo algo horrible es que les estamos pagando por esto y ha llegado de la hora de que empiecen a rendir cuentas por ello".

euronews:

¿Qué espera de la Unión Europea dado el alcance del problema?

Andrew MacLeod, extrabajador humanitario:

"Espero que la Unión Europea haga lo mismo que he pedido al Gobierno británico. Necesitamos empezar a centrarnos en denunciar a las manzanas podridas para poder enviar un mensaje a los pederastas de que la industria a la ayuda humanitaria no es un blanco fácil. Propongo a las oenegés adoptar un protocolo con cada uno de los gobiernos para que cualquiera que sea la acusación de abusos sexuales contra menores de cualquier trabajador, se informe inmediatamente al país competente, es decir al país del cual la persona acusada es nacional, y al país en el que se ha cometido el delito".

euronews:

Andrew MacLeod, extrabajador humanitario, muchas gracias por su opinión.