Última hora

Última hora

La ONU accede por tierra a Deir Ezzor

Leyendo ahora:

La ONU accede por tierra a Deir Ezzor

Tamaño de texto Aa Aa

La ayuda humanitaria de la ONU ya puede viajar por carreteras sirias para llegar hasta Deir Ezzor. Hasta ahora, los 93.000 habitantes de esta ciudad situada al noroeste del país, miraban al cielo durante el conflicto, ya que los envíos áereos del Programa Mundial de Alimentos era su única fuente de sustento.

Ali, un padre de familia que para ganarse la vida busca entre la chatarra, vende lo que encuentra con la esperanza de ganar algún ingreso con el que alimentar a los suyos. "Entre todos, compartimos la comida y el dinero que ganamos. Durante el asedio, los adultos no comíamos para que así nuestros hijos tuvieran algo que llevarse a la boca", explica.

Durante 16 meses, las ONG y asociaciones locales sirias sólo podían confiar en la ayuda humantaria proporcionada por los convoyes aéreos como el de la ONU, que presta asistencia a más de 80 millones de personas en alrededor de 80 países.

La calle Wadi es una de las principales arterias comerciales, pero en ella solo hay un mercado que abastece a más de 100.000 personas en toda la ciudad. A pesar de sus casi dos kilómetros de longitud, apenas cuenta con varios puestos de comida y otros bienes básicos que los comerciantes traen desde Damasco.

Bayan tiene 12 años y cuenta cómo es vivir cada día oyendo los bombardeos, con muy poca comida, electricidad y agua. La periodista le pregunta cómo encontraba comida para sobrevivir, y ella responde que comían lo que su madre cocinaba con los alimentos recibidos de la Media Luna Roja Siria (SARC).

Las labores humanitarias son la única luz en una ciudad donde el 80% ha sido destruido, sobre todo en el este, bajo el control hasta ahora del autodenominado Estado Islámico. A quienes permanecieron en la ciudad, se les unen aquellos que pudieron escapar durante el asedio, pero que ahora han vuelto esperanzados de poder reconstruir su hogar.