Última hora

Última hora

Buscando reconocimiento internacional, Kosovo celebra sus 10 años de independencia

Leyendo ahora:

Buscando reconocimiento internacional, Kosovo celebra sus 10 años de independencia

© Copyright :
REUTERS/Ognen Teofilovski
Tamaño de texto Aa Aa

Kosovo ha celebrado este fin de semana el décimo aniversario de su independencia con festejos y desfiles militares y con la vista puesta en su pleno reconocimiento internacional.

Una independencia ya reconocida por más de cien países entre ellos EEUU y la mayoría de los socios de la Unión Europea, pero no por Serbia, Rusia, China, España o India entre otros.

Este pequeño territorio poblado por 1,8 millones de personas tiene el PIB por habitante más bajo de Europa.

Ante la encrucijada de su integración en la UE, ésta le exige progresos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

El desfile contó con la presencia del presidente Hashim Thaci, así como una serie de mandatarios extranjeros. Un evento que el exjefe de la guerrilla del UCK, Ejército de Liberación de Kosovo, aprovechó para pedir la creación de unas fuerzas armadas: "Como presidente de la República de Kosovo, estoy decidido a construir un país con un ejército lo más pronto posible".

En la mañana del domingo, el Parlamento de Kosovo, también se reunió en una sesión especial para celebrar la independencia del país con un invitado especial, el primer ministro albanés.

El su discurso ante el Parlamento, el primer ministro de Albania, Edi Rama, aseguró que hace dos décadas la independencia de Kosovo era más una utopía que un objetivo alcanzable. Rama abogó para que Kosovo y Albania tengan un día "un único presidente como símbolo de unidad nacional". Albania y Kosovo ya comparten en la actualidad algunos consulados, rozando así el sueño de "la Gran Albania", pero pesadilla para Serbia que considera su antigua región de Kosovo como cuna histórica del pueblo serbio.

Desde Belgrado, el presidente serbio, Aleksandar Vucic, aseguró, sin embargo, que su país está listo para el diálogo con Kosovo y evocó una necesario compromiso para que Kosovo se una a las Naciones Unidas, al declarar "para lograr unirse a las Naciones Unidas, deben llegar a un acuerdo con Serbia; y para llegar a este acuerdo, debemos alcanzar una solución de compromiso".

Un diálogo auspiciado por Bruselas para que ambos países logren normalizar sus relaciones. Una normalización que es imprescindible, además, para la anhelada entrada de Belgrado en la Unión Europea y para el pleno reconocimiento de Kosovo en el ámbito internacional.

Tuit en el que el presidente de Kosovo expresa su deseo que: " 2018 vea la creación de un Ejército kosovar y el inicio de las negociaciones para la entrada en la OTAN", al ver desfilar las actuales "fuerzas de seguridad" y de la policía con motivo del décimo aniversario de su independencia de Serbia