Última hora

Última hora

Un grito desesperado de auxilio desde Guta Oriental

Leyendo ahora:

Un grito desesperado de auxilio desde Guta Oriental

Tamaño de texto Aa Aa

Hacen oídos sordos a la resolución de la ONU. La ofensiva de Damasco contra el bastión opositor de Guta Oriental continúa a la espera de que entre en vigor la tregua humanitaria, prevista para este martes, con la que se pretende evitar que haya más víctimas civiles.

"Todavía no se ha producido el alto el fuego", explica Bassan Bakri, anestesista que se encuentra en la zona. "En lugar de ello sufrimos ataques por vía aérea y terrestre", añade en una videoconferencia .

Como detalla Bassan Bakri, las condiciones en las que trabajan los galenos para atender a los heridos, es dramática.

"Los médicos deben volver a usar los mismos equipos sanitarios, una y otra vez. Utilizamos equipos que esterilizamos y volvemos a esterilizar, en varias ocasiones, y medicamentos caducados", relata.

Desbordado por la situación que vive, el anestesista lanza un mensaje de socorro a la comunidad internacional.

"No nos dejéis morir. Intentad ayudarnos. Intentad sacar a relucir vuestra humanidad. Somos personas, no animales. Lo único que queremos es libertad", clama compungido.

Las imágenes de los cruentos bombardeos en Guta Oriental, que tienen como desafortunados protagonistas a los más pequeños, son estremecedoras. Los cooperantes arriesgan sus vidas para prestar ayuda humanitaria a la población civil.

"Generalmente, los equipos de rescate son blanco del régimen, tanto en Duma como en Guta", declara Mansour Abo al-kheir. "Tras los ataques en las áreas civiles, los integrantes de estos equipos de rescate llegan para verificar si hay víctimas civiles y llevarlas a los hospitales. En la operación de evacuación sufren un segundo ataque por parte del régimen, ya sea por vía aérea, con lanzacohetes o con fuego de artillería. Sufren mucho y algunos, incluso mueren", añade el jefe de Prensa de la oenegé Syria Charity en la zona.

La población civil aguarda angustiada la entrada en vigor, este martes, de la pausa humanitaria ordenada por Putin. A partir de las 09.00 y hasta las 14.00, horas locales, se espera que cesen unos ataques que se han recrudecido desde el pasado 18 de febrero.