Última hora

Última hora

Juncker pide a Belgrado que normalice su relación con Pristina

Leyendo ahora:

Juncker pide a Belgrado que normalice su relación con Pristina

Tamaño de texto Aa Aa

Serbia es uno de los seis países de los Balcanes Occidentales que, junto con Montenegro, podría entrar en el bloque comunitario en 2025, según la nueva Estrategia de la Unión Europea (UE).

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de gira por la región, ha dejado claro en Belgrado, la capital serbia, que no se trata de "ninguna promesa, es una posibilidad y un aliciente".

Sin embargo, la disputa entre Belgrado y Pristina sigue siendo un escollo. Serbia no reconoce la independencia de Kosovo, declarada unilateralmente en 2008. Cinco Estados miembros de la UE tampoco la reconocen.

"No podemos admitir, en el seno de la Unión Europea, países que no hayan resuelto los conflictos territoriales que podrían tener. No vamos a importar conflictos bilaterales. Nos gustaría que los problemas encuentren una respuesta antes de la fecha de la adhesión", afirmaba Jean-Claude Juncker.

Juncker señaló que es necesario un acuerdo jurídicamente vinculante entre Serbia y Kosovo, pero que corresponde a ellos encontrar la solución.

"Es importante encontrar un compromiso con los albaneses, para resolver históricamente esta relación de una manera diferente, no con guerras y conflictos. Tener un eje norte-sur en los Balcanes Occidentales, significaría lograr la amistad entre los dos pueblos más numerosos de los Balcanes", declaraba Aleksander Vucic, presidente de Serbia.

"En la Cumbre de Tesalónica de 2003, la UE expresó su apoyo a 'la perspectiva europea' de los países de los Balcanes Occidentales. Desde entonces, solo Croacia se ha convertido en miembro de pleno derecho, mientras que Serbia y Montenegro deberán esperar aún al menos 7 años más. La UE ha resucitado su interés en la región, principalmente debido a los cambios geopolíticos que están haciendo que Rusia, China y Turquía sean muy activos en esa parte de Europa", explica Efthymia Koutsokosta, enviada especial de Euronews.