Última hora

Última hora

Madre adoptiva italiana dice que sus hijos temen ser mandados a África si gana la ultraderecha

Leyendo ahora:

Madre adoptiva italiana dice que sus hijos temen ser mandados a África si gana la ultraderecha

Tamaño de texto Aa Aa

Desde esta mañana, Gabriella Nobile ya no puede usar Facebook. Ha sido acusada de fomentar el odio racial y sus cuentas han sido bloqueadas. Paradójicamente, Gabriella, una empresaria de 40 años residente en Milán, es madre adoptiva de dos niños de origen africano y hace unos días, inmediatamente después del mitín de Matteo Salvini en el Duomo, publicó una carta abierta al líder del partido de ultraderecha Liga Norte en su perfil para denunciar la intolerancia cada vez mayor que ha tenido que afrontar sus dos hijos en los últimos meses.

"Quería darle las gracias -escribe Gabriella en la primera parte del mensaje- porque está dando a mis hijos momentos de terror verdaderamente fuera de lo común. Mi hija de 7 años, antes de acostarse, me pregunta: "Pero si gana él que habla mal de nosotros, ¿me devuelve a África? Llora desesperadamente. Mi hijo, en cambio, toma el autobús para ir a entrenar fútbol casi todos los días y durante un par de meses me habla de los insultos que se ve obligado a sufrir por parte de sus simpatizantes".

En pocas horas, la publicación se llenó de reacciones y comentarios y apareció en distintos medios italianos. El domingo pasado, sin embargo, el mensaje fue borrado del muro de Gabriella y de los que lo compartieron.

"Y después de 16.000 reacciones, más de 10.000 like y 1.000 mensajes, alguien me denunció y han borrado mi mensaje con la carta abierta a Salvini. Obviamente fue completamente eliminado, incluso de aquellos perfiles que lo compartían, me acusaron de atacar a alguien por raza, etnia, nacionalidad", explica esta madre italiana en una nueva publicación.

Gabriella ha decidido así volver a publicar la carta, que como la primera ha generado en poco tiempo decenas de miles de reacciones. Cuando esta mañana Euronews trató de contactarla en Facebook, fue su marido quien nos contestó, puesto que las cuentas de su mujer estaban bloqueadas y no podía respondernos.

"Esta mañana -nos dijo Gabriella por teléfono- recibí un mensaje en el que me acusaron de fomentar el odio racial". Sus hijos tienen 12 y 7 años. El más grande es del Congo y fue adoptado cuando tenía 2 años; la más pequeña vino de Etiopía cuando tenía un año. "Hablan italiano con acento milanés y están perfectamente integrados. Han tenido que lidiar con los insultos y la malevolencia de algunos compañeros desde una edad temprana, pero tienen las espaldas anchas y yo les he enseñado cómo lidiar con estas situaciones".

Después de la publicación de la carta, Gabriella recibió cientos de mensajes de solidaridad de personas que le confesaron que habían vivido las mismas experiencias. "Decidí escribir esa carta -explicó- porque en los últimos meses la situación ha empeorado. Anteriormente los insultos provenían sólo de niños de su edad, pero ahora ya no lo son. Mi hijo me contó de varios episodios en los que fue importunado por adultos, una vez en el autobús se vio obligado a levantarse de su asiento y fue invitado a regresar a África. Son episodios que han alimentado sentimientos confusos en él, los niños lo amplifican todo. La más pequeña, por otra parte, se asustó con algunos discursos televisivos y me dijo que ya no quería ir a la escuela. La situación durante esta campaña electoral se volvió insostenible, y con mi carta simplemente pedí bajar los tonos".

La respuesta de Salvini: "Me encantaría ofrecerle un café"

Ante la repercusión mediática alcanzada por la publicación de Gabriella, el líder de la Liga Norte ha decidido responder a su carta abierta, utilizando también las redes sociales.

"¿Una madre que ha adoptado a dos niños africanos dice que sus hijos me tienen miedo? Se equivoca, lo digo con afecto, de papá", escribe Salvini en su perfil público de Facebook. "Bastaría que la madre explicase a sus hijos que yo alejaré de Italia a delincuentes, clandestinos y traficantes de drogas, ¡claro que no a los niños!"

"Quiero un país más seguro para todos, especialmente para nuestros hijos. Esto es lo que los italianos me piden no sólo a mí, sino también a los muchos inmigrantes regulares y permanentes que viven en este país", añade.

Además, en la misma publicación, el líder de la Liga Norte promete hacer más rápidos y menos costosos los procesos de adopción internacional a las parejas italianas. "Ya que ambos vivimos en Milán, me encantaría ofrecerle un café en el parque, mientras nuestros niños juegan juntos", termina su misiva.

Los italianos están llamados a las urnas el próximo domingo 4 de marzo. Los últimos sondeos oficiales señalan un 13,4 por ciento de intención de voto para la Liga Norte, que podría ser decisivo para formar una coalición de gobierno junto con el partido de Silvio Berlusconi, Fuerza Nueva, que le adelanta en las encuestas. De hecho, es difícil que un partido consiga la mayoría necesaria para gobernar en solitario.

El tiroteo de cinco inmigrantes por un militante de la Liga Norte a principios de febrero catapultó la inmigración a lo más alto de la agenda electoral.