Última hora

Última hora

Más de 5.000 víctimas civiles sin contabilizar por ataques de EEUU en Irak y Siria

Leyendo ahora:

Más de 5.000 víctimas civiles sin contabilizar por ataques de EEUU en Irak y Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos siete veces más civiles han muerto por ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos en Irak y Siria de lo que sugieren las cifras oficiales, según datos recientes.

La Coalición encabezada por Estados Unidos, compuesta por una alianza de potencias occidentales y regionales, lanzó en 2014 una campaña de ataques aéreos en Irak y Siria para "degradar y destruir" al autodenominado Estado islámico. Setenta y cuatro naciones forman parte de la coalición e incluyen a Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos, así como a los Estados del Golfo Pérsico.

Su misión, la Operación Resolución Inherente, también se ha centrado en las posiciones militares sirias, y la alianza ha reconocido a principios de este mes haber operado un ataque aéreo de represalia contra fuerzas leales al presidente Bashar al Asad, que se saldó con 100 muertes.

Pero civiles también han quedado atrapados en los ataques.

All strikes led by Coalition since August 2014.

Todos los bombardeos lanzados por la Coalición desde agosto de 2014.

Desde el inicio de la intervención militar en agosto de 2014 hasta mediados de febrero de este año, la Coalición ha matado entre 6.137 y 9.444 personas, según Airwars, un grupo de vigilancia con sede en Reino Unido integrado por periodistas e investigadores experimentados.

Minimum civilian casualities per location since August 2014.

Número mínimo de víctimas civiles por localidad desde agosto de 2014.

Cientos de ellos eran niños, según sus cifras.

Los datos contrastan radicalmente con los datos proporcionados por la Operación Resolución Inherente, que, en su último informe, publicado el viernes, confirmaba al menos 841 muertes civiles "no intencionales" en el transcurso de la campaña. Este número se eleva a 10 víctimas mortales civiles confirmadas más que las anunciadas en el informe anterior de la Coalición a finales de enero.

La Coalición dice que ha llevado a cabo 29.070 ataques entre agosto de 2014 y enero de 2018. Sólo en enero se llevaron a cabo 287 ataques, según las cifras oficiales.

Total strikes led by coalition since 2014.

Airwars recopila sus datos mediante la correlación de informaciones publicadas en las redes sociales y grabaciones de medios locales, prensa internacional, declaraciones de ONG y declaraciones de grupos militantes y terroristas, para evaluar la validez de los informes.

Mediante el seguimiento de si se produjeron ataques de la Coalición en zonas de víctimas civiles, y cuándo se produjeron, se determina si estos ataques aéreos pudieron ser responsables de las muertes.

Los conteos de víctimas clasificados como "confirmados" y "razonable" -cuando hay dos o más reclamos creíbles, no disputados y la Coalición admite que hay bombardeos en las cercanías- se utilizan para calcular el número mínimo estimado de muertes civiles.

Chris Woods, periodista de investigación que dirige el proyecto, dijo a Euronews que creía que la discrepancia no se explicaba por la forma en que Airwars recoge los datos, sino "por la forma en que la Coalición no recoge datos".

"Una razón importante del abismo en número es que la mitad de todas las acusaciones... aún no han sido evaluadas por la Coalición", dijo.

Woods añade que otra razón de las discrepancias en los datos era el enfoque "conservador" de la Coalición para admitir daños civiles.

La Coalición generalmente sólo reconoce los incidentes cuando ha observado directamente el daño, lo que significa que las muertes causadas por edificios que se derrumban alrededor o encima de las personas generalmente no son investigadas, explicó.

Cuando Euronews se puso en contacto con la Coalición, ésta desestimó las afirmaciones y dijo que llevaba a cabo una evaluación detallada de "todas y cada una de las denuncias de posibles víctimas civiles".

"Nos hacemos responsables con un proceso abierto y transparente para evaluar las acusaciones de víctimas civiles, y publicamos estas conclusiones regularmente para que el mundo las vea", dijo un portavoz.

La Coalición añadió que utiliza imágenes de vídeo de drones, entrevistas y otras fuentes de información para corroborar el número de víctimas civiles.

Señaló que sus estimaciones también se basan en evaluaciones de informes de inteligencia clasificados y no clasificados, que, según argumentó,"en algunos casos, pueden ser aún más precisos que las entrevistas a testigos".

"Nuestra meta siempre ha sido cero víctimas civiles, pero la Coalición no abandonará nuestro compromiso con nuestros socios debido a las tácticas inhumanas de ISIS de aterrorizar a los civiles, usar escudos humanos y luchar desde sitios protegidos como escuelas, hospitales, lugares religiosos y vecindarios civiles", dijo.

Arshin Adib-Moghaddam, profesor de estudios internacionales en la Universidad SOAS de Londres, se especializa en las relaciones entre Occidente y el mundo musulmán. Dice que las cifras oficiales "siempre serán más bajas que las dadas por observadores independientes" y la Coalición "tratará de minimizar las bajas de las que nuestros ejércitos son responsables".

Según Adib-Moghaddam, la operación militar occidental en Siria e Irak "exacerbó una situación ya caótica". En su opinión, la derrota del Estado islámico no fue principalmente el resultado de ninguna operación dirigida por Estados Unidos.

"Hoy en día, Rusia es el actor externo más decisivo y es Irán el que más influye en la ecuación regional. ISIS fue derrotado principalmente por las acciones de los iraníes, sus aliados, la fuerza aérea rusa y el ejército nacional sirio. En el proceso más gente sufrió. El horror en Siria se debió en gran medida a la competencia entre agendas y sus concomitantes alianzas", dijo.