Última hora

Última hora

Moscú hace oídos sordos a las acusaciones británicas

Leyendo ahora:

Moscú hace oídos sordos a las acusaciones británicas

Tamaño de texto Aa Aa

Moscú niega toda implicación. Tras las sospechas del Gobierno británico de que Rusia esté detrás del caso Skripal, las autoridades rusas niegan cualquier responsabilidad.

Desde la Feria agrícola de Krasnodar, el presidente Vladímir Putin desdeñó dar cualquier explicación que no se saliera del guión.

"Escuche, estamos aquí para hablar de agricultura, con el objetivo de crear mejores condiciones de vida para la gente. Y usted me viene con esa tragedia. Primero que investiguen a fondo y luego hablamos".

La semana pasada, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tachó de "propaganda" las acusaciones que vinculan a Moscú con el envenenamiento de Skripal.

Los medios estatales hablan de propaganda contra Rusia. Andrei Lugovoi, parlamentario y exmiembro de los servicios secretos rusos, que según el Reino Unido estaría implicado en el asesinato de Alexander Litvinenko, apunta en esa misma dirección.

"Esto es un gran plan de descrédito hacia Rusia. Primero fue Rodchenkov, después los Juegos Olímpicos y ahora el caso Skripal y luego tendremos la Copa del Mundo. Porque todas las historias anteriores de las que trataban de acusarnos como Crimea y Ucrania están perdiendo peso".

Buscados por Londres y protegidos por Moscú: Además de Lugovoi, otro sospechoso de estar implicado en la muerte de Alexander Litvinenko es Dmitry Kovtun, hombre de negocios y exmiembro del KGB.

Litvinenko fue la primera víctima confirmada de síndrome de radiación aguda causado por una exposición letal de Polonio-210. Fue el comienzo de una era de terrorismo nuclear.