Última hora

Última hora

El escándalo de la filtración masiva de datos pasa factura a Facebook

Leyendo ahora:

El escándalo de la filtración masiva de datos pasa factura a Facebook

© Copyright :
REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Tamaño de texto Aa Aa

El escándalo de Cambridge Analytica ha provocado un descalabro de Facebook en Wall Street. La red social terminó el lunes al cierre con una caída del 6,76 por ciento. También cayó Alphabet, su paraguas empresarial, que cedió un 3,03 por ciento, y arrastró consigo a otros grandes nombres tecnológicos como Amazon, Twitter o Snapchat.

La presión sobre Facebook es enorme después de que el sábado pasado The London Observer y The New York Times revelaran que Cambridge Analytica, una consultora británica que trabajó para la campaña de Donald Trump, consiguió los datos personales de 50 millones de usuarios estadounidenses de la red social.

Esta filtración masiva de información empaña aún más la imagen de la firma californiana, que está siendo investigada a uno y otro lado del Atlántico y podría verse castigada con multas multimillonarias, en particular de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU., por violar la regulación sobre protección de datos personales.

Entretanto, Cambridge Analytica niega haber usado los datos extraídos de Facebook en la campaña de Trump o en la campaña del Brexit en el Reino Unido. Sin embargo, en medio de la polémica, la cadena británica Channel 4 ha difundido unas imágenes grabadas con cámara oculta en las que el director de la consultora despliega se jacta de usar técnicas poco éticas, por no decir sus trucos sucios, para hundir a los rivales políticos en las campañas electorales.

El jefe de seguridad de Facebook dejará el cargo, según el NYT

A raíz de los escándalos que sacuden Facebook, el jefe de seguridad de la información de la red social, Alex Stamos, dejará su cargo, según el rotativo The New York Times.

REUTERS/Steve Marcus
Imagen de archivo del jefe de seguridad de Facebook REUTERS/Steve Marcus

El diario, que cita empleados y extrabajadores de la firma, asegura que Stamos ha sido un fuerte defensor de investigar y divulgar la actividad rusa en Facebook, pese a la consternación de otros altos ejecutivos.

Stamos había comunicado su decisión de dejar la compañía después de que sus responsabilidades diarias fueran reasignadas en diciembre, pero fue convencido a permanecer hasta agosto mientras se cumplía un periodo de transición de sus responsabilidades.

Del equipo de Stamos, que estaba integrado por unas 120 personas, solo quedan tres empleados, mientras el resto ha sido destinado a las divisiones de producto e infraestructura.

En su cuenta de Twitter, Stamos señaló que sus responsabilidades han cambiado, pero indicó que, a pesar de los rumores, todavía está "completamente comprometido" con su trabajo en Facebook.

"Es cierto que mi papel cambió. Estoy dedicando más tiempo a explorar los riesgos emergentes de seguridad y trabajando en seguridad electoral", puntualizó.