Última hora

Última hora

Trabajo precario en Europa, el caballo de batalla de la UE

Leyendo ahora:

Trabajo precario en Europa, el caballo de batalla de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Esto significa que no sabemos cuándo y cuánto tiempo vamos a trabajar. Desde diciembre existe una propuesta de nueva directiva de la UE para intentar adaptarse este escenario laboral cambiante. Afectaría a entre 2 y 3 millones personas, desde conductores hasta el personal doméstico y trabajadores con contratos de corta duración.

En total 200 millones de europeos podrían beneficiarse de unas condiciones laborales más transparentes y precedibles. Con excepción de los autónomos y aquellos que trabajen menos de 8 horas a la semana.

¿Por qué deben revisarse las leyes? Desde la crisis financiera, el mercado laboral se transformado, generando unas condiciones precarias e impredecibles en toda Europa. Fanny Gauret nos explica la situación en España.

¿Cuál es la situación laboral en España?

Miriam Feu trabaja en Barcelona para una organización de ayuda y reinserción social. Esta economista acaba de publicar un estudio local sobre la precariedad del empleo. Nos cuenta que más del 25% de los contratos son de 7 días o menos.

"Nos estamos encontrando con personas que vienen a pedirnos ayuda a pesar de tener un trabajo", explica Miriam Feu. Esta abogada y analista social de Cáritas Barcelona dice que esta situación incluye tanto personas que trabajan sin contrato, como a personas que trabajan con contrato pero con una temporalidad muy corta, como personas que tienen un trabajo a jornada parcial de manera involuntaria como a las personas que llamamos falsos autónomos.

Estos empleados con trabajos precarios, con salarios marginales o contratos temporales forman parte del millón de nuevos empleos creados desde la última reforma laboral española en 2012.

España es el segundo país europeo que más recurre a los contratos temporales.

Mariano Alavés ha sobrevivido con pequeños empleos durante unos años. Ahora ha encontrado un trabajo más regular pero todavía vive en la incertidumbre.

"Llevo 9 meses trabajando, pero la verdad que ha sido un poco agónico porque el sistema de contratación ha sido mes a mes", nos cuenta. "Hasta el final del contrato el último día del contrato y hasta el último minuto no sé si continuo el mes siguiente", añade.

Si bien Mariano encontró ayuda en Caritas, para Las Kelly la unidad hace la fuerza. La asociación de limpiadoras presenta un galardonado corto que muestra sus duras condiciones laborales. Animan a las trabajadoras a darse apoyo para conseguir más estabilidad y reconocimiento.

Silvia Carrió Amat, camarera de habitación de hotel y miembro del colectivo Las Kellys, asegura que a veces también hacen contratos de limpieza que son más baratos que las de camareras de piso. "Les hacen hacer, por ejemplo, en vez de 25 habitaciones que tienen las chicas de plantilla, les hacen hacer 30 o 35 y les pagan 1,50 €, 2,50 €".

Es un problema al que se enfrentan trabajadores y empresas de toda Europa. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre un mercado laboral flexible y la protección de los trabajadores?

Desde el sindicato UGT, Núria Gilgado explica lo poco que le cuesta a los empresarios no cumplir la ley, "una sanción administrativa de muy poco dinero". "Entonces si tenemos un marco o un convenio regulador, sectorial en el que todas las condiciones son iguales y son homogéneas, pues eso hace que se regule también la competencia entre las empresas, que no se pueda mercadear con las condiciones de trabajo ni con los salarios", nos cuentas.

Entrevista con Enrique Calvet Chambon

Europa pretende aprobar una nueva directiva que podría hacer más equitativa la relación entre empresas y trabajadores. Nos lo explica en una entrevista el coordinador de este asunto en el Parlamento Europeo, Enrique Calvet Chambon.

Maithreyi Seetharaman:

Señor Chambon, le propusimos el reto de traer un objeto que represente lo que necesita la gente con trabajos precarios en el actual mercado laboral. ¿Qué ha traído?

Enrique Calvet Chambon:

He decidido traer un sombrero. Porque es el símbolo de la protección. El sombrero protege el cerebro y el alma cuando tenemos que trabajar por conseguir más protección para los trabajadores, para todos, también por su dignidad.

Maithreyi Seetharaman:

¿Cómo definiría “trabajador”? Porque parece que hay un gran debate en torno a este tema…

Enrique Calvet Chambon:

Esta directiva debería ayudar a la gente digamos con un empleo no convencional, esto significa de menos tiempo y muy flexible.

Maithreyi Seetharaman:

¿Dígame cómo va a ayudar con este sombrero a la gente que está en esta situación?

Enrique Calvet Chambon:

Imagine que mantenemos el llamado contrato de “cero horas”. Al menos, hay que establecer que no puedan ser requeridos en el trabajo de forma permanente, tener cierta información sobre cómo va a ser y tener un compromiso de horas.

Maithreyi Seetharaman:

Lo interesante de este punto es ver si las empresas van a estar de acuerdo, porque ya se están quejando de que esta medida va a generar mucho papeleo y más coste.

Enrique Calvet Chambon:

Bueno, ellos defenderán su posición…

Maithreyi Seetharaman:

Son los empleadores…

Enrique Calvet Chambon:

Sí, son los empleadores. Claro que van a intentar barrer para casa y decir que es muy costoso. La democracia siempre se ha dicho que es el sistema más caro del mundo. Pero evidentemente es más beneficioso que otros sistemas así que, aunque no puedo asegurarlo, supongo que se tomarán en cuentan las dificultades y necesidades de las PIMES. Para las compañías grandes, estos costes no son costes añadidos es simplemente revisar lo que ya hacen.

Maithreyi Seetharaman:

¿Cómo se crea este entorno justo para asegurar a los trabajadores que estarán protegidos?

Enrique Calvet Chambon:

Lo primero es poner en papel los derechos básicos para que no haya confusión. Segundo, tenemos que reforzar y poner en marcha esta directiva. El papel de los sindicatos y de cuerpo de inspectores es crucial. En tercer lugar, la negociación, el diálogo social en estos nuevos sectores debe mejorar. En un proceso largo, no creo vaya a haber tantas diferencias entre los países del este y el oeste. Pero tal vez sí entre los del norte y sur porque los mercados laborales son muy diferentes. También el papel de los sindicatos es muy diferente.

En la nueva propuesta, la UE definirá el concepto de “empleado” de acuerdo con el Tribunal Europeo de Justicia… Esto beneficiará a 2-3 millones de trabajadores por vales y de plataformas y aquellos con contratos llamados de cero horas, que no están protegidos por las leyes actuales.

Si los países miembros la aprueban, entre 5 y 31 millones de personas tendrán derecho a obtener por escrito información actualizada sobre su trabajo desde el primer día.

Se estima que entre 4 y 6 millones de trabajadores podrían tener nuevos derechos mínimos, como saber de antemano cuántas horas van a trabajar. O que el periodo de prueba no sea superior a 6 meses.

Tener el derecho de trabajar para otros empleadores, poder solicitar un trabajo más estable, recibir información de los empleadores por escrito o poder acceder a una formación obligatoria sin retención en el salario.